Últimas 15minutos

Murió de manera repentina a los 46 años Francesc Arnau, exportero del Barça

El Oviedo, de la Segunda División española, anunció a primeras horas la muerte de su director deportivo, quien se encontraba inmerso en la preparación de la próxima temporada

La noticia conmovió al fútbol español, que de inmediato, expresó sus condolencias ([email protected])

15 minutos. El fútbol español se mostró hoy consternado por el fallecimiento del exguardameta del Barcelona y actual director deportivo del Real Oviedo, Francesc Arnau, que murió este sábado con tan solo 46 años.

El Oviedo, de la Segunda División española, anunció a primeras horas la muerte de su director deportivo, quien se encontraba inmerso en la preparación de la próxima temporada y debía decidir si continuaba el actual técnico, José Ángel "Cuco" Ziganda, una vez que se había logrado la permanencia en la categoría de plata. Este trabajo había comenzado el mismo viernes tras una jornada de intensas reuniones con la cúpula del club.

"Ha fallecido nuestro director deportivo. Lamentamos profundamente su pérdida y acompañamos a su familia en estos duros momentos", informó el club, que no dio más detalles al respecto.

La entidad asturiana, muy afectada, decidió suspender todos los partidos de sus equipos en todas las categorías, incluido el del primer equipo ante el Mirandés, en la Segunda División.

La noticia conmovió al fútbol español, que de inmediato, expresó sus condolencias.

"Lamentemos profundamente la muerte de Francesc Arnau (1975), formado en el fútbol base del FC Barcelona y portero del primer equipo entre 1998 y 2001. Actualmente, ejercía de director deportivo del Real Oviedo. Descanse en paz”, escribió el Barcelona.

Homenaje en el campo

También quiso lamentar el repentino fallecimiento de Arnau el presidente Joan Laporta en sus redes sociales: "Mi pésame a la familia, los amigos y a todos los compañeros del mundo del fútbol de nuestro exjugador Francesc Arnau. Condolencias al Real Oviedo, donde ejercía de director deportivo”.

En el partido de Liga que el Barcelona disputará a las 18.00 (16.00 GMT) ante el Eibar los jugadores azulgranas lucirán brazaletes negros y se espera que haya un homenaje antes de empezar el encuentro.

"El Real Madrid C. F., su presidente y su Junta Directiva lamentan profundamente el fallecimiento de Francesc Arnau, director deportivo del Real Oviedo y exjugador del F. C. Barcelona y del Málaga C. F", expresó el club madridista.

"El Real Madrid quiere expresar sus condolencias y su cariño y afecto a todos sus familiares y seres queridos y a todos sus clubes", concluye.

Gran salto

Por su parte LaLiga lamentó "el fallecimiento de Francesc Arnau Grabalosa y manda su apoyo a los familiares y amigos del histórico portero y director deportivo. Descansa en paz", publicó.

La Real Federación Española de Fútbol también expresó "su más sentido pésame a la familia y amigos de Francesc Arnau, exfutbolista y director deportivo del @RealOviedo, por su fallecimiento".

"Compartimos vuestro dolor en estos momentos tan difíciles. Descanse en paz", concluyó su mensaje.

Arnau se formó en las categorías inferiores del FC Barcelona, equipo con el que dio el salto al fútbol profesional a finales de los noventa y llegó a debutar en la Champions League, etapa tras la cual fichó por el Málaga, club en el que desarrolló su carrera y donde se estrenó también en los despachos.

Su última aventura

Fue en 2011 cuando, tras 135 partidos en liga y casi 13.000 minutos como profesional, colgó los guantes para incorporarse a la estructura de la dirección deportiva del club malacitano, donde ocupó la dirección adjunta de la Academia.

Allí desempeñó la labor de director deportivo desde 2015 hasta la temporada 2017-2018, en la que fue sustituido por Mario Husillos tras desavenencias con la gerencia del club.

Su siguiente aventura deportiva le llevó a Oviedo, ciudad en la que ha perdido la vida con tan solo 46 años y donde estaba a cargo de la dirección deportiva desde el mercado invernal de la temporada 2019-2020.

Arnau llegó entonces a un Oviedo en el que habían dejado su puesto en solo unos meses el máximo responsable sobre el terreno, el mexicano Joaquín del Olmo, y el secretario técnico azul, Michu, por lo que se convirtió pronto en un hombre fuerte de la estructura carbayona.

El exguardameta firmó un mercado invernal que salvó la categoría del club en su año más complicado desde el regreso en 2015 al fútbol profesional, con la llegada de Lunin (Real Madrid) y Luismi (Valladolid) como principales baluartes.

Ver más