Últimas 15minutos

La nueva estrategia de Tokio 2020 para controlar los contagios entre deportistas

Queda por definir el impacto que tendrá el eventual positivo por COVID-19 de un atleta en la competición

Para prevenir contagios y detectarlos a tiempo, los organizadores están elaborando un código de conducta para los deportistas (EFE/EPA/Kimimasa Mayama)

15 minutos. Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 planean crear un centro de control de los contagios de COVID-19 entre deportistas. Además, pretenden habilitar instalaciones médicas para tratar o aislar a los que puedan resultar infectados.

Estas medidas forman parte del plan que preparan el comité organizador de Tokio 2020, el Ejecutivo central nipón y el Gobierno de la capital de cara a organizar el evento deportivo el verano del próximo año en el escenario de la pandemia.

Los anfitriones tienen previsto crear un centro de control de infecciones. Estará integrado en el cuartel general que dirigirá las operaciones durante los Juegos. Su objetivo será coordinar las medidas contra el coronavirus durante la cita y los posibles casos de contagios que se den entre deportistas de Tokio 2020.

Respuesta inmediata

Su función principal será "detectar infecciones si se producen y dar una respuesta inmediata". Así lo dijo el director ejecutivo de la organización, Toshiro Muto, durante una rueda de prensa por vía telemática.

Entre las tareas concretas de este centro estarán la vigilancia de la salud de los deportistas durante los Juegos y realizar tests de casos sospechosos de COVID-19. Asimismo, analizar las vías de contagios y decidir en qué casos es necesario aislar a atletas infectados y asintomáticos.

Para prevenir contagios y detectarlos a tiempo, los organizadores de Tokio 2020 están elaborando un código de conducta para los deportistas. Entre otras cosas, restringirá sus movimientos, además de emplear herramientas digitales y consultas epidemiológicas para hacer un seguimiento diario de su estado de salud.

Recursos sanitarios

En cuanto a los casos que requieran atención médica, se habilitará una clínica en la Villa Olímpica con "recursos sanitarios reforzados". Para los casos graves de COVID-19 que requieran hospitalización, se designarán otros centros médicos adicionales en Tokio y en otras zonas donde se disputen competiciones.

También está previsto que los atletas se sometan a tests PCR antes de viajar a Japón, a su llegada al país y durante la competición olímpica. Sin embargo, aún está por determinar con qué frecuencia se realizarán estas pruebas durante los Juegos, según Muto.

Otro asunto por definir es qué impacto tendrá el eventual positivo por COVID-19 de un atleta en la competición. Es un tema que tiene que ser discutido entre los anfitriones nipones, el Comité Olímpico Internacional y las federaciones deportivas.

Asimismo, se abordarán más adelante medidas específicas de seguridad sanitaria para otros participantes en los Juegos, como representantes de federaciones, voluntarios y periodistas, así como para el público, según explicó el responsable del comité organizador.

Ver más