Últimas 15minutos

La caótica despedida a Maradona sigue causando polémica en Argentina

Dirigentes opositores denunciaron penalmente a Alberto Fernández, a quien acusaron de favorecer la propagación de la COVID-19

El Gobierno capitalino alega que cortó el avance de la fila por orden del Ejecutivo nacional (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

15 minutos. La caótica despedida popular a Diego Armando Maradona, que incluyó el pasado jueves violentos incidentes en Buenos Aires, sigue suscitando polémica entre el Gobierno de Argentina y el Ejecutivo capitalino.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández, a través de la Secretaría de Derechos Humanos, denunció ante la Justicia al alcalde capitalino, Horacio Rodríguez Larreta, y al vicealcalde y ministro de Seguridad comunal, Diego Santilli, por la represión por parte de la Policía de Buenos Aires en los alrededores de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, donde el jueves velaron los restos de Maradona.

"Fue muy doloroso ver cómo los simpatizantes de Maradona, quienes venían pacíficamente a despedirlo, terminan siendo reprimidos", dijo este sábado el jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, en declaraciones radiales.

Los incidentes se desataron a siete cuadras de la Casa Rosada, cuando la Policía detuvo la fila de las miles de personas que aspiraban darle la despedida a Maradona.

El Gobierno capitalino alega que cortó el avance de la fila por orden del Ejecutivo nacional, algo que éste niega.

También hubo incidentes a las puertas y en el interior de la Casa Rosada, donde la seguridad estaba a cargo de fuerzas federales. Sin embargo, el Gobierno de Fernández argumenta que el orden se restituyó sin violencia.

Santilli rechazó este sábado la denuncia en su contra. Aseveró que "judicializar" lo sucedido es apoyar a los "violentos".

"Lo único que se pretende aquí es apoyar a los violentos, definitivamente se politiza la situación, duele que todos los que amamos al fútbol despidamos al ídolo de esta manera. Duele que, en vez de trabajar en conjunto, politicen la situación", afirmó el vicealcalde.

Denuncia al presidente

En tanto, dirigentes opositores denunciaron penalmente a Fernández, a quien acusaron de favorecer la propagación de la COVID-19 al organizar el velatorio de Maradona en la Casa Rosada.

La denuncia fue presentada por Yamil Santoro y Antonio Fratamico, dirigentes de la coalición liberal Republicanos Unidos. Estos denunciaron al presidente por organizar un funeral "masivo".

En ese sentido, "violando la seguridad sanitaria", cuando aún rigen medidas de distanciamiento social decretadas por el propio Fernández.

El jefe de Gabinete dijo este sábado que, durante el multitudinario velatorio, hubo puestos de control sanitario. No obstante, admitió que era "muy inevitable que la gente se acercara" entre sí.

El largo beso del adiós

Maradona, de 60 años, murió el pasado miércoles de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires.

Ver más