Últimas 15minutos

Juan Cala denuncia "linchamiento público" y niega haber insultado a Diakhaby

El jugado ofreció un detallado relato de los hechos y anunció que emprenderá acciones legales

Cala asegura que se trata de un circo mediático (Cortesía cadizcf.com)

15 minutos. El jugador del Cádiz Juan Cala manifestó este martes que "nunca, nunca" le dijo "negro de mierda" al defensa francés del Valencia Mouctar Diakhaby en el duelo del pasado domingo en el Ramón de Carranza.

Visiblemente enfadado por lo que considera "un circo mediático" y un "linchamiento" hacia su persona, el zaguero lebrijano negó de manera taxativa unos hechos que afirma no se produjeron.

"Si hay un jugador del Cádiz que se acerca a un jugador del Valencia diciendo que si yo pido perdón se vuelve a jugar, dejo el fútbol. Es falso. Es un circo mediático lo que llevo sufriendo desde hace un par de días. Es un linchamiento público", afirmó el jugador en una rueda de prensa.

Agregó que "después de ver el video bochornoso que hace el presidente junto a su jugador al lado, espero que ese presidente cuando saliera del video se fuera al juzgado de guardia a denunciarme porque yo lo voy a hacer. Yo lo voy a denunciar".

Más adelante, el central reiteró que emprenderá acciones legales "contra todas las personas que han jugado con mi imagen y mi honor".

Intercambio de palabras

Juan Cala, de 31 años, explicó que el origen de estos hechos esatán en un lance del juego con Diakhaby. Puntualizó que, a raíz de un choque, el central galo le "increpa" y, tras un intercambio de palabras entre ambos, se desencadena la reacción del zaguero valencianista y la posterior retirada temporal del conjunto ché del césped del Carranza.

"Me increpa, me vuelvo con aspavientos y le digo que me deje en paz y sigo para adelante. En ese mismo momento se desentiende de la jugada, se viene hacia mí y me dice que le he dicho negro de mierda, le intento tranquilizar en dos ocasiones, le digo que no he dicho eso, me empuja, se lo repito y me vuelve a empujar", evocó con minuciosidad Cala.

El central prosiguió su relato y señaló que su compañero Fali llegó a separarlos y que es en ese momento cuando se forma la tangana. Aseguró que él se quedó fuera porque pensó que "venía a provocar" su segunda tarjeta. Prosiguió explicando que cuando Diakhaby ve que la sanción es para él, "monta en cólera y vienen las imágenes tan desafortunadas que todo el mundo conoce" con "Gabriel Paulista diciendo lo que le han dicho".

Cala declaró no tener "ningún problema" en hablar "a solas" con Diakhaby y aclararlo todo. Considera que eso debió hacerse en el mismo estadio. Además, especuló que el francés, o bien "se lo ha inventado" o lo ha "escuchado mal". En ese sentido, abogó por que se investiguen a fondo los hechos y se demuestre "la verdad".

Linchamiento público

El jugador del Cádiz insistió en la gravedad del linchamiento mediático que está sufriendo. Denunció que ha él y su familia han recibido amenazas por redes sociales. Asimismo, llamó a poner freno a "este "circo" en el que se produjo una vulneración de su presunción de inocencia.

Sobre las críticas recibidas por parte de algunos políticos, afirmó que "los que mandan en este país deberían respetar más la presunción de inocencia". Expuso que le "gustaría" que "algunos se atrevieran" a llamarle pare pedirle disculpas por su condena anticipada".

Entre otras cosas, dijo que él está dispuesto a abandonar el fútbol si se demuestra la afirmación del francés de que compañeros del Cádiz trataron de que volvieran al terreno de juego ofreciendo la posibilidad de que Juan Cala se disculpara.

No es racista

En contrapartida, el central de Lebrija destacó el apoyo de "quinientos o seiscientos" compañeros de la decena de clubes en los que militó en toda su carrera de doce años como profesional y cuatro ligas diferentes. Juan Cala apuntó que en ese tiempo compartió vestuario con jugadores de todas nacionalidades y razas. Agregó que ellos pueden dar fe de que no es racista bajo ningún concepto.

"He convivido con chinos, ingleses, suramericanos, africanos. He estado con Benjamín (Zarandona) y Kanouté en Guinea en ayuda humanitaria. Se me está acusando de algo que no soy y ahí está la hemeroteca. No tengo que demostrarlo. Estoy en estado de shock", aseveró Cala, quien también lidera una plataforma de apoyo al pueblo saharaui.

Cala insistió en que desde el primer momento quiso salir a dar explicaciones en todos los medios que se lo pidieron, pero siguió el mandato de su presidente, Manuel Vizcaíno, de no comparecer y de que se tranquilizara.

"No hay racismo entre los jugadores en el fútbol español", subrayó Cala. También criticó la demagogia en este asunto y pidió que no se normalice un caso como éste "ni en el fútbol ni en la sociedad". "En este país no todo puede valer, sienta un precedente bestial", enfatizó con amargura el zaguero.

Ver más