Últimas 15minutos

Carlsen y Nepo firman tablas en tiempo mínimo para descansar

Ambos jugadores volvieron a sentarse frente al tablero solo 14 horas después de disputar el juego más largo en la historia de los campeonatos mundiales de ajedrez

La séptima de Dubai iba a servir para medir los efectos de la catástrofe en el ánimo de Nepo (Ali Haider)

15 minutos. Diecisiete horas después de librar el combate más largo en la historia de los Mundiales de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, campeón, y el ruso Ian Nepomniachtchi, aspirante, firmaron unas rápidas tablas en la séptima partida que deja el marcador en 4-3 para el defensor del título cuando se cumple la primera mitad del encuentro de Dubai.

La histórica sexta partida del Mundial, la más larga de un encuentro con el título en juego (136 movimientos y casi 8 horas de juego) concluyó pasada la medianoche en Dubai. Era la primera que empezaba y terminaba en días distintos.

Sólo 14 horas después, ambos contendientes volvieron a sentarse, cara a cara, frente al tablero para dirimir la séptima, que marcaba el ecuador del "match" en el marco de la Expo Universal.

Habían tenido que transcurrir cinco años y 19 partidas para que el Mundial rompiera la racha de tablas y registrara la victoria de uno de los dos. No ocurría desde que el propio Carlsen derrotó a otro ruso, Sergey Karjakin, en la décima del encuentro de Nueva York en 2016. La de este viernes ha sido la tercera victoria del noruego en la sexta partida de un Mundial, ya que también ganó las de 2013 y 2014, ambas contra el indio Viswanathan Anand.

El ruso Garry Kaspárov, excampeón mundial, aconseja en las redes sociales que esta sexta partida del viernes quede en la memoria de la gente "para cuando oigas decir que el ajedrez no es un deporte o que la condición física no es tan importante, o cuando alguien dice que el ajedrez clásico ha muerto".

Diagnóstico de efectos

La séptima de Dubai iba a servir para medir los efectos de la catástrofe en el ánimo de Nepo, un jugador emocionalmente inestable que suele descomponerse tras una derrota, y para comprobar si el aspirante iba a quitarse la máscara de conservadurismo con que afrontó las seis primeras partidas y que tan mal casa con su natural impulso ofensivo.

Nepo declaró abiertamente su intención de no alterar sus planes tras la derrota. Y reiteró la variante anti-Marshall de la apertura española que le había dado una ligerísima ventaja en sus partidas anteriores con blancas.

El ruso no se volvió loco. Lanzó a sus peones centrales contra la infantería negra y Carlsen lo esperó sin inmutarse. El noruego se limitó a buscar las tablas para, con el marcador a su favor mediado el encuentro, relajarse.

Magnus aprovechará el tiempo para satisfacer una de sus grandes aficiones, el fútbol. Tenía previsto ver el partido de su equipo favorito, el Real Madrid, líder del campeonato español, en su visita a la Real Sociedad, tercer clasificado.

Los dos contendientes aceptaron liquidar el material para acceder a un final de torre y tres peones por bando. Situación que abocaba a un desenlace seguro de tablas. Solo tuvieron que llegar al primer control de tiempo, como exige el reglamento, para firmarlas.

Este domingo, en la octava partida, el campeón volverá a tener la iniciativa de las piezas blancas con el objetivo declarado de alcanzar una segunda victoria que dejaría el "match" prácticamente sentenciado.

Ver más