Últimas 15minutos

El Gallo venció a Chocolatito en una pelea cerrada: "Pensé que iba a ser empate"

En un combate donde ninguno ganó por amplia diferencia, el mexicano se impuso por votación dividida, permitiendo quitarle al nicaragüense su corona

"Fue una pelea dura, cerrada, pero se dio el resultado", dijo Estrada a los medios (EFE/Ed Mulholland/Matchroom)

15 minutos. El mexicano Francisco "Gallo" Estrada, flamante campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial, reconoció este domingo que la pelea contra el nicaragüense, Román "Chocolatito" González, pudo haber terminado con empate, y anunció que le dará la revancha al rival.

"Arriba del ring, pensé que iba a ser empate. Fue una pelea dura, cerrada, pero se dio el resultado; ahora estamos 1-1 y me gustaría celebrar una tercera", dijo a los medios el mexicano que había perdido con el "nica" en 2012.

En un combate en el que ninguno de los 2 oponentes ganó por amplia diferencia alguno de los 12 asaltos, Estrada se impuso por votación dividida con boletas a favor de 115-113 y 117-111 y una en contra por 113-115, lo cual le permitió retener su corona del Consejo y quitarle al "Chocolatito" la de la Asociación.

"Fue lo que se esperaba, una guerra y a la gente le gustó porque tiramos muchos golpes. Esperábamos eso, Román es un peleador de salón de la fama y yo no venía a un sparring, sino a una guerra", agregó el mexicano.

Estrada llegó a 42 triunfos, 28 por nocaut, con 3 derrotas. Por su parte, González sufrió su tercer revés con 50 victorias, además de perder por primera vez con un rival mexicano, tras 20 triunfos.

El campeón unificado confirmó que subirá al cuadrilátero, tal vez a mitad de año, contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, retador número de la división ante el cual está obligado a defender sus fajas, y después de eso, quizá a finales del 2021, le gustaría un tercer pleito con el centroamericano.

"Yo encantado le daría la revancha a Román, pero antes viene la pelea mandatoria contra Rungvisai", dijo.

Según el "Gallo", de 30 años, la diferencia del combate de este sábado con el de hace más de 8 años estuvo en que entonces pelearon en 108 libras, él sentía los golpes del rival, y ahora, en las 115 se sintió fuerte, soportó los impactos de "Chocolatito" y pegó con mayor potencia.

El "Chocolatito" aseguró que sintió haber ganado el combate y dijo sentirse orgulloso de su rendimiento.

"Esta pelea fue mucho mejor que la primera, me sentí gozoso, siento que gané, cerré con lo mejor, pero Dios quiso así. Estoy feliz por lo que Dios me ha regalado, un talento para el boxeo", opinó.

Ver más