Últimas 15minutos

Samuel Piermarini, prefirió los hábitos al fútbol y será ordenado por el Papa

15 minutos. Samuel Piermarini conserva aún el fax que le envió el Roma el 23 de enero de 2010 cuando buscaban un segundo portero para el equipo sub-17, pero decidió no fichar por el club y el año siguiente entró en el seminario: el papa Francisco lo ordenará sacerdote este domingo junto con otros compañeros.

Piermarini será uno de los nueve sacerdotes de Roma que el pontífice, como obispo de la diócesis capitalina, ordenará este domingo en la basílica de San Pedro.

Ahora se encuentra en un "retiro" con sus compañeros en un monasterio de la provincia de Rieti para preparar el encuentro con el papa el 25 de abril y desde allí habla con la prensa italiana de cómo su vida cambió después de rechazar la llamada del Roma y escuchar la llamada de Dios,

"Buscaban un segundo portero para la competición Allievi Nazionali, la sub17 del campeonato italiano, y tras la prueba me llamó el entrenador Andrea Stramaccioni y me dijo que podía fichar", explica Piermarini, que todavía tiene guardado en su casa el fax de la Roma, fechado el 23 de enero.

"Pero no tenía ganas de trastornar mi vida, me di cuenta de que quería hacer otra cosa", explica Piermarini, que ahora tiene 28 años y que creció con el mito de Gigi Buffon, el portero del Juventus.

Y luego llegó otra llamada. "Era el 2011 y recuerdo que día tras día dentro de mí sentía que ese sería el camino. Me sentía realizado". "Stramaccioni seguro que pensó que era tonto", afirma al explicar los motivos que le llevaron a no fichar por el club.

Aunque dejó el fútbol de competición, a Piermarini ya se le conocía por ser el mejor portero de la "Clericus cup", el torneo ed fútbol que organiza el Vaticano entre los seminaristas presentes en Roma.

"Cuando puedo siempre voy a jugar con amigos y antes de la COVID también habíamos empezado un torneo. Pero se que tiene poco valor en comparación con otras experiencias, como la del domingo", asegura.

Explica que le ayudaron a abrazar el sacerdocio las historias que le contó el misionero mexicano Bernardo Torres, quien el domingo le pondrá la casulla, y como estuvo dos años de misión que pasó en Brasil.

Ahora, el domingo tendrá una foto con el papa que guardará entre los recuerdos como aquel fax del Roma.

Entre sus compañeros que serán ordenados mañana también se encuentra un exdirector de cine italiano Riccardo Cendano, que a sus 40 años también ha cambiado vida, así como el colombiano diego Armando Barrera Parra, de 27 años y el brasileño Mateus Enrique Ataide de Cruz, de 29.

"No tenía ganas de trastornar mi vida"

Ver más curiosidades