Últimas 15minutos

Personas pueden morir por alcohol sin beber

Los investigadores relacionan la enfermedad del hígado graso no alcohólico con las bacterias intestinales que producen una gran cantidad de alcohol en el cuerpo, ya que las han hallado en más del 60% de los pacientes, según publican en la revista 'Cell Metabolism', lo que podría ayudar a desarrollar un método de detección para el diagnóstico temprano y el tratamiento de esta patología.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico consiste en la acumulación de grasa en el hígado debido a factores distintos al alcohol. Afecta aproximadamente a una cuarta parte de la población adulta a nivel mundial, pero su causa sigue siendo desconocida.

"Nos sorprendió que las bacterias puedan producir tanto alcohol --explica el autor principal Jing Yuan, del Capital Institute of Pediatrics, en China--. Cuando el cuerpo está sobrecargado y no puede descomponer el alcohol producido por estas bacterias puede desarrollar enfermedad del hígado graso, incluso si no se bebe".

Yuan y su equipo descubrieron el vínculo entre las bacterias intestinales y el hígado graso no alcohólico cuando se encontraron con un paciente con daño hepático severo y una condición rara llamada síndrome de autocervecería. Con este síndrome los pacientes se emborrachan después de comer alimentos sin alcohol y con alto contenido de azúcar. Se ha asociado con una infección por levaduras, que puede producir alcohol en el intestino y provocar intoxicación.

"Inicialmente pensamos que se debía a la levadura, pero el resultado de la prueba para este paciente fue negativo --recuerda Yuan--. "La medicina anti-levadura tampoco funcionó, por lo que sospechamos que su enfermedad podría ser causada por otra cosa".

Al analizar las heces del paciente, el equipo descubrió que tenía varias cepas de la bacteria 'Klebsiella pneumoniae' en su intestino que producían altos niveles de alcohol. Se trata de un tipo común de bacteria intestinal per las cepas aisladas del intestino del paciente podían generar entre cuatro y seis veces más alcohol que las cepas encontradas en personas sanas.

Afecta a una cuarta parte de la población adulta a nivel mundial

Ver más curiosidades