Últimas 15minutos

Muchas especies mudas también se comunican con sonidos

15 minutos. Investigadores de la Universidad de Zúrich descubrieron que muchos animales que suelen ser considerados mudos, en realidad muestran repertorios acústicos amplios y complejos.

El uso de las vocalizaciones como recurso de comunicación es común entre varios grupos de vertebrados: los pájaros cantores, el croar de las ranas o el ladrido de los perros son algunos ejemplos bien conocidos. Estas vocalizaciones juegan un papel fundamental en el cuidado de los padres, la atracción de pareja y varios otros comportamientos.

A pesar de su importancia, se sabe poco sobre cuándo y en qué etapa de la historia evolutiva de los vertebrados apareció por primera vez este comportamiento. Los análisis comparativos pueden proporcionar información sobre el origen evolutivo de la comunicación acústica, pero a menudo están plagados de información faltante de grupos clave que no se han estudiado ampliamente.

Por lo tanto, un equipo de investigación internacional dirigido por la Universidad de Zúrich (UZH) se ha centrado en especies a las que nunca antes se había accedido. Su estudio incluye evidencia de 53 especies de cuatro clados principales de vertebrados terrestres (tortugas, tuátaras, cecilias y peces pulmonados) en forma de grabaciones vocales e información de comportamiento contextual que acompaña a la producción de sonido.

"Esto, junto con un amplio conjunto de datos basado en la literatura que incluye 1.800 especies diferentes que cubren todo el espectro, muestra que la comunicación vocal no solo está muy extendida en los vertebrados terrestres, sino que también evidencia habilidades acústicas en varios grupos que antes se consideraban no vocales", dice en un comunicado el primer autor Gabriel Jorgewich-Cohen, estudiante de doctorado en el Instituto Paleontológico y Museo de la UZH. Muchas tortugas, por ejemplo, que se pensaba que eran mudas, en realidad muestran repertorios acústicos amplios y complejos.

Para investigar los orígenes evolutivos de la comunicación acústica en los vertebrados, los investigadores combinaron datos relevantes sobre las habilidades de vocalización de especies como lagartos, serpientes, salamandras, anfibios y dipnoi con métodos de reconstrucción de rasgos filogenéticos. Combinados con datos de clados acústicos conocidos como mamíferos, aves y ranas, los investigadores pudieron mapear la comunicación vocal en el árbol de la vida de los vertebrados.

"Pudimos reconstruir la comunicación acústica como un rasgo compartido entre estos animales, que es al menos tan antiguo como su último ancestro común que vivió aproximadamente 407 millones de años antes del presente", explica Marcelo Sánchez, quien dirigió el estudio.

Hasta el momento, el consenso científico favorecía un origen convergente de la comunicación acústica entre los vertebrados, ya que la morfología del aparato auditivo y su sensibilidad, así como la morfología del tracto vocal, varían considerablemente entre los vertebrados.

Pero según los investigadores de UZH, cuyo estudio se publica en Nature Communications, la evidencia disponible para esta hipótesis carece de datos relevantes de especies clave hasta ahora consideradas no vocales o desatendidas. "Nuestros resultados ahora muestran que la comunicación acústica no evolucionó varias veces en diversos clados, sino que tiene un origen evolutivo común y antiguo", concluye Sánchez.

Para investigar los orígenes evolutivos de la comunicación acústica en los vertebrados, los investigadores combinaron datos relevantes sobre las habilidades de vocalización de especies como lagartos, serpientes, salamandras, anfibios y dipnoi con métodos de reconstrucción de rasgos filogenéticos.

Ver más curiosidades