Últimas 15minutos

¿Existen vínculos sociales entre dos especies de delfines?

El proyecto busca determinar las estructuras sociales, las redes sociales y los dialectos entre las especies de delfines nariz de botella (Tursiops truncatus) y moteado del Atlántico (Stenella frontalis).

Entre las hembras de estas manadas puede haber intercambio de información (presencia de presas o depredadores), y por lo tanto, un vínculo social eventual o estable/IVIC

15 Minutos. Desde que el mundo es mundo, la comunicación ha sido clave para la interrelación e integración de la sociedad. Muestra de ello son los delfines.

Múltiples estudios han arrojado excelentes resultados, donde se demuestra que no solo los seres humanos tienen esta habilidad: también los animales. De allí que el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) estudie la sociobiología de los delfines costeros del estado Aragua.

Con este proyecto, se busca determinar las estructuras sociales (árboles familiares de los matriarcados), las redes sociales (en y entre matriarcados) y los dialectos (repertorios vocales) dentro y entre las especies de delfines nariz de botella (Tursiops truncatus) y moteado del Atlántico (Stenella frontalis).

Ambas comparten el mismo espacio donde se lleva a cabo la investigación, específicamente el área occidental de las costas aragüeñas.

La propuesta está a cargo de Sergio Cobarrubia Russo, profesional asociado a la investigación del Laboratorio de Ecosistemas y Cambio Global del Centro de Ecología del IVIC. El experto seleccionó a estos cetáceos en particular debido a su sociabilidad y habilidad para comunicarse entre ellos, vocal y corporalmente.

Lenguaje intrigante

¿Realmente estas dos especies mantienen lazos sociales? ¿Manejan dialectos diferentes o, por el contrario, crearon un tercer dialecto interespecífico?

“Busco demostrar que dos especies que habitan en el mismo sitio comparten su área de alimentación y refugio, mantienen interacción y comunicación”, dijo.

Cobarrubia resaltó que estas especies de mamíferos suelen caracterizarse por el matriarcado (predominio de la madre). De hecho, entre las hembras de estas manadas puede haber intercambio de información (presencia de presas o depredadores), y por lo tanto, un vínculo social eventual o estable.

“Las hembras de varias sociedades de mamíferos suelen ser menos conflictivas o antagónicas entre sí”, aseguró. En este sentido, la presión ambiental se asemejaría entre ambas especies, provocando tales nexos sociales.

Según el científico, “las fundaciones a nivel internacional conocen del trabajo que se está haciendo en Venezuela sobre la base de los mamíferos acuáticos. Esto significa un gran paso en nuestra línea de investigación”.

Cambio climático influyente

Pero no todo fluye al ritmo de las olas; también pudiera haber inconvenientes.

De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC en inglés), es recomendable estudiar poblaciones residentes de delfines. La razón es que se puede hacer seguimiento a cada grupo, verificar si se ha visto afectada la distribución de especies y si esto pudiera relacionarse con el desplazamiento de presas (comida).

Por otra parte, Cobarrubia explicó que el cambio global puede afectar a los mares ecuatoriales y sus adyacencias por elevación de temperatura de los cuerpos de agua. Como consecuencia, se genera estrés térmico entre otras afectaciones ecológicas, pudiendo presentarse el escenario de migraciones hacia aguas templadas de los trópicos.

En vista de ello, las especies que habitan aguas confinadas, como la tonina, pudieran encontrarse en una calle ciega para su especie.

Para el ecólogo venezolano, es difícil predecir este tipo de escenarios. De allí que el IPCC procese resultados científicos de modelamiento del clima sobre los hábitats y busque predecir cómo afecta la cadena trófica.

Ver más