Últimas 15minutos

Tom Hardy

Quería que mi padre estuviera orgulloso de mí y me dediqué a la actuación porque no había nada más que pudiera hacer

Tom Hardy contó hace diez años que en la interpretación había encontrado una disciplina que ama y a la que le gusta volver. Hoy, es uno de los actores más codiciados, una estrella que dejó atrás una adolescencia rebelde y algunas adicciones de las que ha hablado abiertamente. Este 15 de septiembre, el excesivo, a veces inescrutable, actor protagonista de Venom, Mad Max: Fury Road y Capone, entre otras, cumplió 45 años. “Antes de los 25, para mí, no recuerdo nada”, comentó Hardy en una entrevista en 2017 en The Sunday Times Magazine. “Realmente era bebedor. Uno real. No estaba jugando. Lo disfrutaba y era muy bueno y se volvió tan bueno que ya no lo hago… Eso significa que bloqueo muchas cosas, así que estoy seguro de que era un incordio irascible cuando era niño”, relató al medio. “Descarrilé por completo y tengo suerte de no haber tenido un accidente terrible o terminar en prisión o muerto, porque ahí es adonde me dirigía”, contó a The Guardian en 2009 sobre sus adicciones. “Ahora conozco a mi bestia y sé cómo manejarla. Es como vivir con un orangután de 180 kilos que me quiere matar. Es mucho más poderoso que yo, no habla el mismo idioma y corre en la oscuridad de mi alma”. “Quería que mi padre estuviera orgulloso de mí y me dediqué a la actuación porque no había nada más que pudiera hacer”, dijo a The National News en 2012. “Y en ella encontré una disciplina a la que quería... Foto: Guillaume Horcajuelo