Últimas 15minutos

Pedro Pascal

No decidí venir a los Estados Unidos, pero haberme criado aquí ha dado forma exactamente a lo que soy hoy

El actor Pedro Pascal conquistó al público gracias a su trabajo en Game of Thrones y Narcos, ahora es elegido para interpretar a Joel en la serie The Last of Us, adaptación del videojuego homónimo creado por Naughty Dog, que se estrena a mediados de enero. Años después de que una pandemia acabase con el mundo tal y como lo conocía, Joel tiene que sacar a una adolescente de 14 años de una zona de cuarentena y acompañarla a través de los Estados Unidos. “Mi padre solía llevarnos al cine tres veces por semana. Llegaba a casa del trabajo y preguntaba si queríamos ir a ver algo y, por supuesto, queríamos ir”, dijo el actor a Augustman sobre cómo se enamoró de la interpretación. Un verano, contó, su madre lo dejaba en el cine como si fuera una guardería: “Los tiempos eran diferentes en ese entonces”, aseguró el actor. “Esta exposición a las películas me llevó al hobby de la actuación que mis padres estaban contentos de que tuviera, al menos no estaba sentado todo el día viendo televisión. Ocupó gran parte de mi tiempo y con el tiempo se convirtió en un entrenamiento serio”. Pascal nació el dos de abril de 1975 en Santiago de Chile. El segundo de 4 hijos, abandonó el país antes de cumplir un año, junto a su hermana mayor y sus padres, huyendo de la dictadura de Augusto Pinochet. “El primo de mi madre era muy primordial en la oposición contra el régimen militar, pero había un grado enorme de separación entre él y mis padres. Aun así, ayudar a algunas personas a esconderse los metió en problemas”, relató el actor a Time. La primera parada de la familia, tras solicitar asilo en la embajada venezolana, fue Dinamarca, pero Pascal, según publicó GQ, no tiene recuerdos de aquella época; Estados Unidos fue su destino definitivo. “No decidí venir a los Estados Unidos, pero haberme criado aquí ha dado forma exactamente a lo que soy hoy, y no puedo imaginar que me quiten eso”, comentó el actor en una entrevista en America With Jorge Ramos de la que se hizo eco la edición estadounidense del Huffington Post. RUMBO A NUEVA YORK Cuando tenía 11 años, dejaron Texas y se mudaron a Orange County. “No encajaba y estaba bastante solo. La manera en la que ocupaba mi tiempo, empecé a leer obras de teatro y alquilar clásicos”, dijo el actor a Interview Magazine. “Tenía 13 o 14 años, antes de poder tener carné de conducir y conducir a la casa de alguien o ir a una fiesta. Mis padres debían estar preocupados porque eso era todo lo que hacía. Así es como acabé viendo películas de Mike Nichols, Who’s Afraid of Virginia Woolf? y The Graduate”. Tras la secundaria y el instituto en California, Pascal puso rumbo a Nueva York para estudiar en la New York University. “En mi segundo año [de universidad], mi familia se mudó de regreso a Chile. Me pregunto si hubiera aguantado si hubiera tenido una casa cómoda a la que volver al sur de California”, comentó el actor a GQ. “Porque no iba a volver a Chile. Tengo un montón de familiares allí que conocí en las visitas mientras crecía, pero ya sabía que quería ser actor y tenía el objetivo muy, muy ingenuo de triunfar como actor”. En los últimos coletazos de los noventa comenzó a trabajar en series y en 2001 debutó en el cine. “He estado haciendo audiciones desde que tenía 20 años, trabajando como camarero, teniendo bolos en el teatro, haciendo Law & Order, dijo Pascal a Time. El papel que supuso un punto de inflexión en su carrera y con el que empezó a acariciar la fama llegó en 2014, con Game of Thrones, en la que interpretaba a Oberyn Martell. “Cambió mi vida”, apuntó el actor a Augustman sobre el papel. “Pero lo que es interesante es cómo todos los trabajos tontos que había hecho antes que ese también los sentí como grandes oportunidades. Era un actor que trabajaba a finales de mi veintena y estaba igual de emocionado con un papel de séptimo nivel en alguna serie de televisión porque significaba que podía pagar las facturas”. Tras Game of Thrones, fue sumando otros títulos como las series Narcos y The Mandalorian, y películas como Kingsman: The Golden Circle, Prospect y Wonder Woman 1984, entre otros. Ahora, Pascal vuelve a la pequeña pantalla con la serie The Last of Us, la adaptación del videojuego homónimo.