Últimas 15minutos

Eddie Redmayne

Los actores somos adultos que recibimos mucho dinero por pretender ser otros

A Eddie Redmayne no le gusta presumir de todos los reconocimientos logrados desde hace algún tiempo. Aunque le gustan los premios, también le generan culpa. "Los actores somos adultos que recibimos mucho dinero por pretender ser otros. No curamos enfermedades ni resolvemos nada", dijo. Este hijo de banquero londinense, que jugaba al rugby con el príncipe Guillermo, con quien coincidió en Eton, el colegio de la élite británica por excelencia, se graduó en Historia del Arte por la Universidad de Cambridge. Sin embargo, nunca recibió formación como actor, detalle que no le ha impedido hacerse con el Óscar, el Globo de Oro, un Bafta, el premio del Sindicato de Actores o el premio Tony de Teatro. Eddie Redmayne se hizo a sí mismo en el teatro a pesar de que algunas personas le advirtieron que solo unos pocos conseguían vivir de ello. "Pero disfrutaba tanto del teatro que llegué al punto de pensar que, si tan siquiera pudiese hacer una única obra al año por el resto de mi vida, la haría. Y eso me llenaría por completo", afirmó en una entrevista para Esquire España. Fue actor revelación de los premios Evening Estándar en 2004 por la obra  La cabra o ¿quién es Sylvia? y actor revelación en los premios Critics' Circle Theatre de 2005. A pesar de su talento, ha trabajado hasta la extenuación cada papel, con el que se ha construido un camino en el mundo del espectáculo y no le ha dado mal resultado. La National Portrait Gallery de Londres, tan visitada en sus años universitarios, le ayuda a meterse en cada personaje. Estudia cuadros, mira fotos... "Allí me encierro. El arte me ayuda a ser más creativo, a meterme en el papel”, reconoció a Esquire./EFE, Matilde Alonso García-Loygorri (Foto: EFE/Neil Hall)