Últimas 15minutos

¿Vacunados contra la COVID-19 pueden donar sangre o ya no tienen anticuerpos naturales?

EEUU empezó a excluir como donantes de plasma a vacunados que no hubieran pasado la enfermedad y los rumores en redes sociales estallaron

El 26 de marzo, Cruz Roja suspendió en EEUU todas las donaciones de plasma convaleciente de coronavirus para el tratamiento de enfermos de COVID-19 (EFE/Marcial Guillén/Archivo)

15 minutos. Las personas vacunadas contra la COVID-19 sí pueden donar sangre, en contra de lo que afirman mensajes difundidos en redes sociales en América Latina que tergiversan criterios estadounidenses para limitar exclusivamente las donaciones de plasma convaleciente a enfermos de coronavirus.

Desde hace días circulan tanto en Facebook como en Twitter mensajes que atribuyen a la organización Cruz Roja en Estados Unidos (EEUU) la afirmación de que "las personas vacunadas" contra la COVID-19 "no pueden donar sangre". Supuestamente, porque "la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales".

Lo que dice la Cruz Roja

Algunos de estos mensajes van acompañados de un video que recoge un fragmento de un programa informativo de televisión.

En la grabación, que dura menos de medio minuto, la presentadora del informativo subraya en inglés: "Cruz Roja dice que quienes hayan recibido la vacuna contra la COVID-19 no pueden donar plasma convaleciente para ayudar a pacientes hospitalizados" con esta enfermedad.

En realidad, no es que la Cruz Roja avise que no pueden donar sangre los vacunados contra la COVID-19, sino que esta organización suspendió la recepción de plasma convaleciente para enfermos de coronavirus por falta de demanda. Además, EEUU empezó a excluir como donantes de ese plasma a vacunados que no hubieran pasado la enfermedad.

Baja demanda

Lo que hizo la Cruz Roja estadounidense fue rechazar plasma convaleciente -con anticuerpos contra la COVID-19- si procedía de personas vacunadas que no hubieran pasado previamente la enfermedad. Y suspender por completo este tipo de donaciones ante la disminución de la demanda hospitalaria.

El pasado 26 de marzo, Cruz Roja suspendió en EEUU todas las donaciones de plasma convaleciente de coronavirus para el tratamiento de enfermos de COVID-19. La razón: había suficiente oferta industrial frente a una demanda hospitalaria que se había reducido.

Análisis de las donaciones de sangre

En todo caso, la organización precisa que analizará todas las donaciones de sangre que recibe e identificará las que den positivo por niveles altos de anticuerpos, además de cumplir otros requisitos. Así, poder usarlas como plasma de convalecencia ante eventuales necesidades futuras de los pacientes con COVID-19.

De igual forma, el donante de este tipo de plasma debe ser alguien que haya superado la COVID-19 y no que solo haya sido vacunado. Esto, con el fin de asegurar que posea "suficientes anticuerpos directamente relacionados con su respuesta inmune a una infección" por coronavirus. "No solo a la vacuna, ya que los anticuerpos de una infección y los de una vacuna no son iguales".

Cruz Roja aplicaba de este modo los criterios que había establecido el 11 de febrero en EEUU la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en una actualización de sus orientaciones a la industria sobre el uso del plasma convaleciente de COVID-19.

Se puede donar con distintos plazos de espera según los países

Pero ninguno de estos requisitos y precisiones impide a los vacunados contra la COVID-19 donar sangre, ni en EEUU ni en Europa. Así lo confirman autoridades sanitarias nacionales e internacionales.

En EEUU, la propia Cruz Roja explica que "la mayoría" de los inmunizados no necesita dejar pasar tiempo siquiera tras recibir las dosis. Eso sí, siempre que no noten fiebre u otros síntomas y se sientan bien en el momento de la donación. Eso ocurre con todos los que recibieron las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna, Janssen y Novavax.

Para los que hayan recibido otras vacunas o no sepan cuál se les administró, la recomendación es esperar 2 semanas antes de donar sangre.

En el caso de Europa, todos los países de la Unión Europea (UE) autorizan a los vacunados contra la COVID-19 a donar sangre. Sin embargo, varían los tiempos de espera tanto para quienes notan síntomas tras la vacuna como para quienes carecen de ellos.

En un extremo, 7 países comunitarios permiten a todos los vacunados sin síntomas donar de forma inmediata (Alemania, Francia, Grecia, Hungría, Dinamarca, Finlandia y Lituania). En el otro extremo, el periodo de espera se alarga hasta los 28 días en Bulgaria y para los vacunados con AstraZeneca, también en República Checa, Estonia y Croacia.

Con respecto a Rumanía, Eslovaquia y Chipre, los vacunados con Janssen sin síntomas se suman a los de AstraZeneca en ese tiempo de espera de 28 días antes de la donación, el más largo entre los recomendados en la UE.

La vacunación no destruye los anticuerpos naturales

También es falso que los vacunados no podrían donar sangre porque "la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales". Al contrario, como recuerdan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, las vacunas anticovid ayudan a proteger el organismo "al crear una respuesta de generación de anticuerpos" sin necesidad de sufrir la enfermedad.

"Donar sangre después de recibir una vacuna anticovid no reduce la protección del donante contra el virus", señala la Cruz Roja de EEUU. También recalca que, al igual que otras vacunas, la del coronavirus "está diseñada para generar una respuesta inmune" que ayuda a proteger a una persona de la enfermedad, de modo que "la respuesta inmunitaria de un donante no se ve afectada por la donación de sangre".

La Cruz Roja precisa igualmente que, aunque suspendiera en marzo en EEUU la recepción de plasma convaleciente porque no había demanda hospitalaria que lo hiciera necesario, la FDA sí permite a los vacunados donar este plasma si previamente pasaron la enfermedad y no transcurrieron 6 meses desde entonces, porque los anticuerpos de la infección natural pueden disminuir después.

Ver más