Últimas 15minutos

Una capilla histórica y discreta para la boda de Beatriz de York

El 29 de mayo se casa la princesa Beatriz, una boda que estará alejada del boato que marcó la de su hermana Eugenia

Beatriz y Edoardo se comprometieron en 2019 durante un viaje a Roma. Se dijo que la boda sería en este año 2020, pero nadie conocía la fecha (www.thedukeofyork.org)

15 Minutos. Por fin se dio a conocer la fecha del matrimonio de la princesa Beatriz de York con el arquitecto y empresario inmobiliario, Edoardo Mapelli Mozzi. Su padre es un aristócrata italiano, el conde Alessandro Mapelli Mozzi, conocido en el mundo deportivo porque compitió en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1972. Su madre es la británica Nicola "Nikki" Burrows. Edoardo tiene una hermana, Natalia Alice Yeomans.

Aunque el novio, quien nació en Inglaterra, es soltero, tiene un hijo de su anterior relación con la arquitecto de origen chino, Dara Huang, cuyo éxito profesional se mide por lo que refleja en las redes sociales. Es dueña de dos empresas, Design Haus Liberty y Viva House Coliving. Su vida está llena de lujos y es una amante de las grandes marcas. Incluso trabaja para una de ellas: Cartier.

Beatriz y Edoardo se comprometieron en 2019 durante un viaje a Roma. Se dijo que la boda sería en este año 2020, pero nadie conocía la fecha. Hasta que el palacio de Buckingham, a través de un comunicado, informó que la ceremonia se celebrará el 29 de mayo. Tendrá como escenario la capilla real del palacio de Saint James y estará seguida de una recepción en los jardines de Buckingham, donde no se celebraba una boda desde 2011, cuando el príncipe William y Catherine Middleton se convirtieron en marido y mujer.

Algunos especialistas en el tema afirmaron que Isabel  II, quien ya dio su visto bueno a la boda, hizo esta concesión a Beatriz de York porque tiene en sus planes otorgarle algunas funciones de representación. De esta manera, llenaría parte del vacío que dejaron los duques de Sussex.

Festejar su boda en el palacio de Buckingham le da un mayor estatus y al mismo tiempo la compromete más, aunque en sus funciones representa a la familia, más no a la Corona. Ella es vicepresidenta de asociaciones y estrategia en Afiniti, una empresa de software. Además, formó una organización de caridad que ayuda a los niños de Ruanda.

Aunque no será televisada y la pompa que tanto gusta a los amantes de la nobleza no marcará a esta celebración -cuyo protocolo será sencillo-, se espera la asistencia de amigos famosos de la pareja. Entre ellos, Ellie Goulding; las modelos Cara Delevigne, Kate Moss y Karlie Kloss; Ed Sheeran y Pippa Middleton. La gran pregunta es si estarán los duques de Sussex.

La capilla del palacio de Saint James tiene un significado especial para la novia. Allí la bautizaron, pero además es un edificio con una historia que se remonta al siglo XIII. También en ese lugar se casaron la reina Victoria y el príncipe Alberto Sajonia-Coburgo-Gotha el 10 de febrero de 1840. En el siglo XV era un convento y lo adquirió Enrique VIII.

Otras nupcias importantes fueron en 1958: la de Victoria, hija mayor de la reina Victoria y el príncipe Alberto, con el príncipe Friedrich Wilhelm de Prusia, quien más tarde se coronó como Friedrich III, emperador de Alemania.

Finalizando el siglo XIX, en 1893, en ese mismo templo recibieron la bendición nupcial el duque de York y la princesa Victoria Mary de Teck, más tarde coronados como Jorge V y la reina María. Recientemente, el príncipe Jorge, el hijo mayor de los duques de Cambridge, recibió allí el sacramento del bautismo. Así como su hermano, el príncipe Louis. Es imposible obviar que en esa capilla estuvo el cuerpo de Diana durante una semana antes de su entierro.

Este templo puede considerarse como un lugar de luz, características que se enriquecen con su majestuoso piso de mármol, artesonado y exquisitos tapices. Estamos hablando de una obra maestra, con piezas extraordinarias. Tal es el caso de los candelabros del altar grabado con el monograma del duque de York, más tarde el rey James II (1661); dos platos de limosna de Carlos II y el de la coronación de Carlos II que data de 1660.

Aunque la historia ha dejado su huella en este templo, conserva esa intimidad que resultará muy adecuada para la boda de Beatriz de York y Edoardo. Pues sobre Andrés de York, padre de la novia, pesa la sombra oscura de su relación con el depredador sexual, Jeffrey Epstein.

Ver más