Últimas 15minutos

Telepsicología en tiempos del coronavirus

La pandemia ha desencadenado una transformación global que está imponiendo la vida social, el trabajo, los estudios y el ocio a distancia

Dice que las sesiones en línea se realizan mediante videollamadas a través de diferentes canales digitales (Cortesía Instituto Médico Europeo de la Obesidad)

15 minutos. “Con las sesiones en línea puedo llegar a gente de otros lugares del mundo, que prefieren hacer la terapia desde su casa o tienen dificultad para acudir a mis centros. Como ocurre ahora debido a la pandemia del coronavirus, que restringe los desplazamientos y obliga al confinamiento domiciliario”. Así lo señala la psicóloga Gabriela Paoli, experta en entornos y adicciones tecnológicas.

Dice que las sesiones en línea se realizan mediante videollamadas a través de diferentes canales digitales.

“Existen diversas plataformas o aplicaciones (apps) para atender a las personas a distancia, como whatsapp, que permite hacer videollamadas. Y herramientas muy extendidas como Skype o FaceTime”, apunta Paoli.

Esta modalidad es exactamente la misma que se realiza en una sesión presencial. “El terapeuta hace preguntas al paciente, para comprender su situación, averigua y profundiza en puntos que considera relevantes". Asimismo, es capaz de determinar "el motivo de consulta, ofrece pautas y recomendaciones". También "hace aclaraciones, le proporciona diferentes ejercicios o tareas, por ejemplo mediante el envío de cuestionarios, hojas de registro, cuentos o fábulas”, sostiene.

“Es una modalidad muy práctica y eficiente para los pacientes, en la que el psicólogo trabaja igual que en la consulta presencial, con excelentes resultados”, recalca Paoli.

“La psicoterapia en línea facilita el acceso a la consulta a mujeres embarazadas que tienen que permanecer en reposo absoluto. O personas ingresadas en clínicas u hospitales o con postoperatorios y que deben permanecer en casa o no pueden conducir o caminar por estar convalecientes”, apunta.

Añade que esta modalidad es “una solución maravillosa” para quienes sufren estrés, ansiedad, depresión, agorafobia o claustrofobia. Producto quizás del coronavirus.

Opción ideal en situaciones de emergencia

Telepsicología en tiempos del coronavirus
La falta de actividad física impide que se sienta cansancio físico, lo que puede desencadenar en dificultades para conciliar el sueño (EFE/Mariscal)

“Asimismo, hay muchas personas que se decantan por la terapia en línea por comodidad o ahorro de tiempo. Desean realizar cambios en su vida, tomar alguna decisión importante. O buscar asesoramiento y/o apoyo para poner en marcha proyectos personales o profesionales”, comenta.

Las sesiones en línea ofrecen ventajas claras y objetivas en situaciones de emergencia como la crisis del coronavirus.

“Permiten a las personas pedir ayuda, asesoramiento o terapia en el momento en que lo necesiten. Y sentir que pueden contar con la ayuda de un profesional de la salud es importantísimo en estas circunstancias”, asegura.

“Para muchas personas no poder salir de casa puede ser muy estresante o desencadenar en ellas cuadros de ansiedad, pánico o depresión. El aislamiento puede producir malestar, confusión, irritabilidad, tristeza y sufrimiento", comenta. Esto puede "paliarse considerablemente gracias a la terapia a distancia”, destaca.

“Otra gran ventaja de las sesiones en línea es que permite continuar un proceso terapéutico ya iniciado, lo cual es importantísimo para no perder los avances logrados y porque cualquier tipo de continuidad con la vida que llevábamos antes de esta emergencia nos ayuda a sobrellevarla”, según Paoli.

Para esta experta es previsible que las recomendaciones de las sanidades públicas durante emergencias como la actual por el coronavirus desencadenen un malestar emocional en personas con diferentes situaciones personales, familiares y económicas.

“Hay personas que focalizan sus miedos en los sistemas de salud, la atención de los profesionales sanitarios. A otros les preocupa sus medicaciones o su alimentación. Y algo muy presente en los autónomos es la preocupación económica, el pago de créditos, hipotecas, facturas, sueldos e impuestos”, dice.

Impactos de la pandemia "puertas adentro"

Además, al permanecer en casa, la falta de actividad física impide que se sienta cansancio físico, lo que puede desencadenar en dificultades para conciliar el sueño.

Seguramente en los días de confinamiento en las casas debido a la pandemia del coronavirus, se va a abusar del uso de las pantallas.

“El exceso de móvil, redes sociales, la TV, series y películas, durante demasiadas horas y por la noche, pueden alterar nuestro reloj biológico, provocando un cambio de hábitos y horarios, con el desajuste emocional que esto puede conllevar”, advierte.

"La convivencia en estas circunstancias también puede generar malestar en las familias. Surgiendo distanciamientos, crisis de pareja, falta de paciencia con los niños y discusiones con los adolescentes", según esta experta.

Para aprovechar al máximo las sesiones en línea y que resulten más eficaces, Paoli recomienda buscar un profesional especializado y con experiencia en la temática que le aqueja a la persona. De ser posible, recomendado por alguien que ya haya asistido o realizado su proceso terapéutico.

Además, aconseja a las personas interesadas en esta modalidad contactar primero con el profesional vía telefónica o por email privado para comprobar si se sienten cómodas, y decidir.

Comodidad

Telepsicología en tiempos del coronavirus
Los psicólogos recomiendan mantener una actitud optimista y proactiva frente al problema (EFE/Mariscal)

“Quienes no están familiarizados con los dispositivos o tienen poca experiencia con las tecnologías, al principio quizá se sientan algo incómodos, pero necesitan cruzar esa resistencia u obstáculo inicial. Y en este paso son fundamentales la personalidad, experiencia y pericia del psicólogo”, alega.

“Es necesario sentirse cómodo para comenzar con el trabajo terapéutico”, recalca.

Para sentirse más tranquilos ante una terapia en línea, Paoli también recomienda escribir o hacer una lista de las cuestiones más importantes que se quieren explicar o transmitir al profesional al que se va consultar.

“Poner las cosas por escrito facilitará el primer contacto del cliente con el psicólogo, y hará que se sienta más relajado y en control de esa situación nueva”, indica.

Para Paoli será vital para la persona que durante la terapia "mantenga una actitud optimista y proactiva frente al problema o a las circunstancias que quiere abordar con un profesional".

Ver más