Últimas 15minutos

Se llama Bumble y es una app de citas donde las mujeres tienen el control

Inspirada por su propia frustración con la manera en la que los arcaicos estereotipos de género influyen en las relaciones, Whitney Wolfe Herd puso en marcha la plataforma en 2014 tras su salida de Tinder

Hasta la fecha, las mujeres usuarias de la aplicación de citas han dado ese primer paso para establecer una conexión 1.700 millones de veces (Bumble)

15 minutos. El boom de las aplicaciones de citas se ha visto reforzado en el último año. Ante las restricciones sociales derivadas de la pandemia y las dificultades para recurrir a los métodos tradicionales, se han convertido casi en el único recurso disponible para encontrar pareja. Bumble es una de ellas y su principal atributo es el poder de las mujeres.

Por ejemplo, un estudio elaborado por Smartme Analytics reveló que durante las primeras semanas de confinamiento en España todas las app habían experimentado un notable crecimiento. Tinder llegó a doblar su número de usuarios de menos de 35 años. Badoo, por su lado, tuvo un crecimiento de más del 50 %.

Esta última forma parte de Bumble Inc., compañía matriz de la aplicación de citas Bumble y una de las más destacadas del sector tras su reciente salida a bolsa con gran éxito. En su primer día en Wall Street, el valor de las acciones de Bumble aumentó de 43 a 76 dólares, con unas ganancias para la compañía de 2.150 millones de dólares.

“No importa el tipo de relación: las mujeres siempre dan el primer paso en Bumble”. Con esa premisa, la aplicación de citas ha conseguido destacarse entre la cada vez más amplia oferta de este tipo de recursos para quienes buscan pareja. Lo que diferencia a Bumble de otras aplicaciones de citas es que las mujeres son las únicas que pueden iniciar la conversación.

Bumble se basa en la importancia de las relaciones equitativas y lo cruciales que son para una vida feliz y saludable. La aplicación se basa en la amabilidad, el respeto y la igualdad, y todos participan en eso”, insisten desde la compañía. La empresa la fundó en 2014 Whitney Wolfe Herd, que puso en marcha una aplicación que permite también establecer relaciones de amistad (Bumble BFF) y crear redes profesionales (Bumble Bizz).

Las mujeres deciden

Bumble cuenta con más de 42 millones de usuarios activos al mes. “Personas que buscan activamente establecer conexiones significativas en citas, amistades y redes profesionales”, aseguran.

Hasta la fecha, las mujeres usuarias de la aplicación de citas han dado ese primer paso para establecer una conexión 1.700 millones de veces.

Al modo de otras herramientas similares como Tinder, solo cuando 2 personas muestran mutuo interés y se produce la conexión o match, se puede establecer conversación entre ambas. La diferencia en Bumble es que será la mujer la que tenga la capacidad para dar ese primer paso. Si no se inicia conversación o no se responde a ese mensaje en las primeras 24 horas, esa conexión desaparece.

En Bumble, las mujeres tienen el control de con quién se relacionan, tal y como recuerdan desde la compañía. “Es la única aplicación de citas que empodera a las mujeres al ponerlas en control de sus interacciones. Se requiere que las mujeres de Bumble den el primer paso, estableciendo el tono para conexiones amables y respetuosas. Esto también significa que no hay mensajes ni acercamientos no deseados”.

Desarrollada sobre los “principios de bondad, respeto e igualdad’, Bumble ha implementado algunas herramientas desde sus comienzos destinadas a cumplir con esos valores y tratar de impedir cualquier tipo de bullying, acoso o cualquier manifestación de odio y agresiones, según afirman desde la empresa.

Entre esas herramientas destacan la verificación fotográfica, la posibilidad de realizar videollamadas para no tener que compartir datos personales, como el número de teléfono o la dirección de correo electrónico; y la detección de fotos de desnudos para difuminarlos y que sean los usuarios quienes decidan si quieren ver la imagen.

Símbolo de empoderamiento femenino

Se llama Bumble y es una app de citas donde las mujeres tienen el control
A sus 31 años, Herd es todo un símbolo de empoderamiento (EFE/Justin Lane)

En la misma línea, Bumble ha prohibido el lenguaje humillante y los comentarios despectivos o “no solicitados” sobre la apariencia o cuerpo de sus usuarios. Esto incluye cualquier manifestación "gordofóbica", capacitista, racista, homofóbica o transfóbica.

“Las relaciones saludables son la base de una vida feliz. Sin ellas, no podemos alcanzar nuestro máximo potencial. Fundé Bumble para empoderar a las mujeres para que construyan de manera más saludable y equitativa conexiones en un esfuerzo por mejorar las relaciones para todos”. Así lo aseguró Whitney Wolfe Herd, creadora y directora ejecutiva de la compañía.

Inspirada por su propia frustración con la manera en la que los arcaicos estereotipos de género influyen en las relaciones, Herd puso en marcha la plataforma Bumble en 2014 tras su salida de Tinder. De esa compañía es cofundadora y ejerció como vicepresidenta de marketing. La abandonó tras sufrir acoso y discriminación de género por parte de otros directivos de la empresa.

Wolfe Herd lanzó la única aplicación de citas donde las mujeres tienen el control. Más tarde, amplió su visión para incluir una función para establecer relaciones de amistad (Bumble for Friends) y crear redes profesionales (Bumble Bizz).

A sus 31 años, Herd es todo un símbolo de empoderamiento y emprendimiento femenino. Es la mujer más joven en sacar su empresa a bolsa y hacerlo con una compañía en la que el 73 % de los cargos directivos están ocupados por mujeres.

Ver más