Últimas 15minutos

Se hicieron ricos y famosos jugando videojuegos

Los gamers son los amos y señores de YouTube. Dominan las listas de los canales con más suscriptores y ganan millones haciendo lo que les divierte, un sueño inimaginable años atrás

15 minutos. Jugar videojuegos todo el día, una de las peores pesadillas para los padres de la generación X, se ha convertido en uno de los negocios más rentables en la actualidad.

A diferencia de sus primeros años -década del 80- los juegos dejaron de ser una cosa de niños y adolescentes para convertirse en una afición que arropa a personas jóvenes, adultos contemporáneos y personas maduras.

De hecho, según un estudio publicado por Gameexpress -empresa distribuidora de videojuegos en México- la edad promedio de los jugadores de videojuegos es de 38 años.

Esa edad coincide -años más, años menos- con la aparición de los primeros videojuegos, lo que significa que aquellos niños de los años 80 nunca dejaron de jugar y siguen siendo los mismos gamers que juegan hoy en día mientras sus hijos los interrumpen.

La popularidad de los juegos crece cada año
La popularidad de los juegos crece cada año y con ello sus ganancias (Airforcemedicine.af.mil)

Al igual que pasó con la pornografía, los videojuegos también dejaron de ser algo exclusivamente masculino.

La Asociación de Software de Entretenimiento de Estados Unidos informó en 2020 que el 45 % de los jugadores son mujeres.

Desde hace algunos años la industria de los videojuegos factura tanto como la del cine y la televisión, según la firma de estudios de mercado IBISWorld. Para este año se espera que la cifra alcance los 150.000 millones de dólares.

Solo para jugadores

Déjenle Twitter e Instagram a Katty Perry, las Kardashians y Donald Trump: YouTube les pertenece a los gamers.

El reflejo más evidente de esta afirmación es que los canales de YouTube dedicados a videojuegos son los que acumulan la mayor cantidad de suscripciones, salvo excepciones.

De alguna manera, YouTube y los e-sports (videojuegos de competencia) acabaron con ese viejo estereotipo aplicado a los gamers de ser personas tímidas y antisociales, que vivían aisladas en sus habitaciones.

El gamer sueco Felix Kjellberg, mejor conocido por el nombre de su canal, PewDiePie, tiene el segundo canal con más suscriptores, solo superado por el de la compañía de grabación india T-Series.

Lo asombroso del caso de Felix es que se convirtió en el primer y único creador de contenido individual en superar la cifra de los 100 millones de suscriptores.

Desde 2010 el sueco ha colocado semanalmente videos con gameplays de juegos y contenido humorístico creado por él.

Su competencia contra T -Series llevó a otros influencers y fanáticos a crear campañas para superar a la empresa india. Pese a incluir algunas tácticas ilegales como el hacking, sus seguidores no pudieron lograr la meta, pero sí le dieron un gran empuje a su número de suscripciones.

En 2018 la revista Forbes estimó la ganancia anual de PewDiePie en 15 millones de dólares. En 2020 la página Statsmash calcula el valor del canal en 21 millones.

PewDiePie tuvo un revés importante en 2017 cuando Felix comenzó a publicar comentarios antisemitas, lo que entre otras consecuencias negativas, implicó el fin de un contrato millonario que había firmado con Disney.

Dejen la seriedad para el ajedrez

Hay juegos específicos que han apuntalado la popularidad de estos gamers y sus canales de youtube, como Minecraft, Fortnite y shooters clásicos como Call of Duty.

España tiene una presencia importante entre los youtubers más exitosos del mundo con los gamers El Rubius (Rubén Doblas Gundersen) y Vegetta777 (Samuel de Luque). Estos chicos poseen los únicos canales del país que superan la cifra de los 25 millones de suscriptores.

El contenido de El Rubius es mucho más diverso que el de Vegetta777 y aparte de incluir gameplays, también muestra situaciones graciosas y desafíos.

Vegetta777 constantemente colabora con otro de los gamers populares del país, WillyRex. Esta alianza les ha permitido a los dos aumentar su popularidad. Ambos se mudaron recientemente a Los Ángeles para intensificar su producción y disfrutar del "Sueño Americano".

Latinoamérica tiene dos grandes exponentes entre los gamers más populares del mundo. En primer lugar está el chileno Germán Garmendia -JuegaGerman- y también el salvadoreño Luis Fernando Flores -Fernanfloo-.

Ambos influencers superan la cifra de los 35 millones de suscripciones y pese a que el grueso de sus producciones están relacionadas con los videojuegos, al igual que El Rubius, también incluyen muchos sketches de humor.

El caso de Fernanfloo demuestra que la ubicación de tu país y sus condiciones socioeconómicas no son una limitante para ser un youtuber exitoso.

Cuentas que no cuadran

Hay algunos elementos comunes para todos los gamers más famosos de YouTube.  La gran mayoría se deja ver en pantalla -solo uno no lo hace: VanossGaming-, su edad ronda los 30 años y aportan carisma y humor como valor agregado a sus videos.

Así como el éxito no siempre se mide por el dinero, en este caso, el dinero no siempre se mide por el número de suscripciones. El dinero que entrega YouTube por anuncios -AdSense- a estos gamers varía mucho dependiendo de su ubicación geográfica.

Fernanfloo es uno de los gamers más famosos de Latinoamérica
Los youtubers latinoamericanos reciben menos dinero que los europeos aunque tengan igual número de visitas (Captura del canal de Fernanfloo)

Según la herramienta Social Blade, un millón de visitas en España equivale a un ingreso de alrededor de 800 dólares. En América Latina, el mismo número de vistas aportaría cerca de 300.

Claro está que la mayor fuente de ingreso para un influencer viene de los patrocinios, por eso el canal infantil Ryan World tiene los mayores ingresos -26 millones de dólares al año- pese a no estar entre los primeros 50 canales con más suscripciones.

La popularidad de los canales de YouTube dedicados a videojuegos ha crecido a la par de la de los e-sports, con campeonatos mundiales que incluyen audiencias de cientos de millones de personas.

Sin embargo, el e-sport más exitoso de los últimos años, League of Legends, no destaca entre los contenidos de los gamers más populares del momento.   

Ver más