Últimas 15minutos

¿Sabía la reina Isabel II que los duques de Sussex pensaban llamar a su hija con su apodo de niña?

La bebé nació el pasado viernes en una clínica en California (EEUU) y le pusieron Lilibet Diana Mountbatten-Windsor

La niña -undécimo bisnieto de Isabel II- está en el octavo lugar de la línea de sucesión Cortesía Twitter @holavzla)

15 minutos. Los duques de Sussex Harry y Meghan no le comentaron a la reina Isabel II que pensaban ponerle a su hija el nombre de Lilibet, el apodo con el que la soberana era llamada de pequeña, según reveló este miércoles la cadena BBC.

La hija del príncipe Harry y Meghan Markle nació el pasado viernes en una clínica en California en Estados Unidos (EEUU). La llamaron Lilibet Diana Mountbatten-Windsor.

Tras el nacimiento, los medios asumieron que los duques de Sussex habían hablado primero con la reina antes de ponerle el nombre a su hija. Sin embargo, según la BBC, esto fue negado por la residencia de la familia real.

Un portavoz de los duques, que citó la BBC, señaló que Harry, nieto de Isabel II, y Meghan no le habrían puesto a la bebé el nombre de Lilibet si la soberana no hubiera mostrado su apoyo.

La reina, el príncipe Carlos y los duques de Cambridge señalaron el domingo que estaban "encantados" con el nacimiento de la hija de los duques de Sussex, que ocupa el octavo lugar en la línea de sucesión al trono británico.

Nacimiento en polémica

El primer nombre es en honor a la reina Isabel II y el de Diana es por la madre del príncipe Harry. Diana murió en un accidente automovilístico en París el 31 de agosto de 1997.

La bebé -undécimo bisnieto de Isabel II- está en el octavo lugar de la línea de sucesión. En concreto, detrás de su hermano Archie, su padre Harry, los príncipes Luis, Carlota y Jorge (hijos de los duques de Cambridge), el príncipe Guillermo y el príncipe Carlos.

La niña nació 2 meses después de la muerte del duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, a los 99 años, y tras la polémica por la controvertida entrevista que los duques de Sussex concedieron en marzo a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey. Allí acusaron a la familia real de racismo.

Los duques de Sussex decidieron apartarse de la monarquía a principios del año pasado. El caso se conoce como "megxit". Luego se establecieron en California y ahora se financian de forma independiente.

Ver más