Últimas 15minutos

Rescatadas últimas 20 ballenas vivas varadas en Tasmania

108 cetáceos fueron rescatados en los últimos cinco días, principalmente arrastrándolos hacia aguas más profundas con lanchas

Autoridades barajan varias formas de deshacerse del gran número de cadáveres, ya que presentan riesgos para la navegación y atraen tiburones (EFE/EPA/PATRICK GEE/ THE MERCURY)

15 minutos. Equipos de rescate salvaron las últimas veinte ballenas vivas de las casi 500 que quedaron atrapadas en una bahía de la isla de Tasmania, en el sur de Australia.

La información fue suministrada este sábado por las autoridades locales.

En total 108 cetáceos fueron rescatados en los últimos cinco días, principalmente arrastrándolos hacia aguas más profundas con lanchas.

488 quedaron atrapadas en la arena en Macquarie a principios de esta semana, en el mayor varamiento masivo registrado en Australia.

Ahora "se cree que ya no quedan ballenas vivas en el puerto", según señaló el Gobierno de Tasmania en un comunicado emitido este sábado.

Retiro de cuerpos

Luego del rescate de ballenas vivas, las autoridades concentrarán sus esfuerzos en deshacerse de los cuerpos de 380 que fallecieron y permanecen en la bahía.

Según el comunicado, las autoridades se centrarán este domingo, en el que se prevé una mejora del tiempo, en preparar los cadáveres de estas ballenas.

Los cetáceos piloto de aleta larga, Globicephala melas, pueden llega a medir unos 6,7 metros y pesar 2,5 toneladas.

Sin embargo, la retirada de todos los cuerpos se prolongará durante varios días y dependerá de los vientos, las mareas y las condiciones meteorológicas.

Las autoridades barajan varias formas de deshacerse del gran número de cadáveres, ya que presentan riesgos para la navegación.

Los cadáveres pueden atraer además a depredadores como tiburones que representan un peligro para las personas.

Hasta ahora la opción más viable parece ser arrastrarlos a alta mar.

La tragedia

Esta tragedia medioambiental comenzó al principio de esta semana cuando las autoridades avistaron las primeras 270 ballenas piloto.

Luego otras 200 fueron halladas muertas el miércoles en puntos separados entre 7 y 10 kilómetros.

Estos cetáceos son animales con una fuerte vinculación familiar, por lo que muchas mueren durante el varamiento debido al estrés que les provoca estar separados del grupo.

Otras ballenas fallecen por cansancio o la falta de oxígeno al no poder moverse.

No es la primera vez que una multitud de estas ballenas quedan varadas en las playas de Tasmania, especialmente en la bahía de Macquarie.

El último incidente masivo se produjo hace un decenio cuando quedaron atrapadas unas 200.

Las ballenas piloto de aleta larga o calderos comunes son una especie de cetáceo protegida perteneciente a la familia de los delfines y no se considera amenazada.

Aunque no hay cifras oficiales, se estima que hay unos 200.000 ejemplares de ballenas piloto de aleta larga distribuidos en el Atlántico norte y en las aguas oceánicas sureñas que bordean la Antártida.

Los científicos aún no han podido explicar por qué en ocasiones estos cetáceos se desvían de sus rutas y se quedan varadas en aguas de poca profundidad.

Se baraja la posibilidad de que se extravíen atraídas por contaminación de ruido o guiadas por un cabeza de grupo desorientada.

Ver más