Últimas 15minutos

Fuga de aire detectada en la EEI ya es cosa del pasado

Negaron que representara una amezana para el funcionamiento pero la decisión de aislarse en el segmento ruso "estuvo absolutamente justificada"

La fuga de aire pudo deberse a micrometeoritos o a un desperfecto en la juntura entre los módulos del segmento estadounidense de la plataforma (Yvette Smith/NASA)

15 minutos. El director de la agencia espacial rusa (Roscosmos), Dmitri Rogozin, afirmó este martes que la pequeña fuga de aire que se detectó hace unos días en el segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional (EEI) fue subsanada.

"El problema está resuelto. La tripulación ruso-estadounidense trabajará en todos los módulos de la estación", dijo Rogozin en declaraciones a la agencia oficial rusa, TASS.

Debido a esta fuga, sobre la que informaron el jueves pasado, los tripulantes de la EEI, los rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vágner; y el estadounidense Chris Cassidy, se trasladaron al segmento ruso de la plataforma.

"Quiero volver a decir que la pérdida de presión detectada por los equipos rusos fue mínima. No representó una amenaza para el funcionamiento de la estación", señaló el director de Roscosmos.

Luego de concluir el trabajo, siguiendo los lineamientos que establece la EEI para estos casos, la presión se estabilizó por completo en el segmento estadounidense.

Según Rogozin, la decisión de aislarse en el segmento ruso de la plataforma "estuvo absolutamente justificada". Es precisamente allí donde está acoplada la nave Soyuz, que les sirvió para llegar hasta la EEI.

La fuga de aire pudo deberse a micrometeoritos o a un desperfecto en la juntura entre los módulos del segmento estadounidense de la plataforma. Esta aeronave orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros, con una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.

Fuga controlada, la EEI está en orden

Según la agencia espacial rusa, a las 13:00 hora de Moscú (10:00 GMT), la tripulación reabrió todos los pasillos de ambos segmentos. Las operaciones de restitución tardaron aproximadamente una hora.

Comenzaron a implementar el programa de trabajo estándar y siguen controlando los niveles de presión y atmósfera estacional, aunque estas mediciones caen "dentro de los límites normales".

Ver más