Últimas 15minutos

La monarquía británica quiere fomentar la diversidad entre sus empleados y tomará medidas

Se habla del nombramiento de un jefe de diversidad que se aseguraría de que se cumplen los objetivos

La familia real, encabezada por la reina Elizabeth II, apoya la iniciativa (EFE/EPA/Andy Rain)

15 minutos. La monarquía británica revisará su normativa interna para fomentar "la diversidad" entre sus empleados, a fin de ampliar la representación de las minorías, informó este domingo la BBC, que cita fuentes de palacio.

Según la cadena pública, la familia real, encabezada por la reina Elizabeth II, apoya la iniciativa. Esta incluye el posible nombramiento de un "jefe de diversidad". Su responsabilidad será asegurar que se cumplen los objetivos en los palacios de Buckingham, Kensington y Clarence House.

Las fuentes subrayaron a la BBC que ya existen "políticas, procedimientos y programas" al respecto pero "no se ha visto el progreso deseado". Agregaron que esta nueva política estaba prevista desde antes de que el príncipe Harry y su esposa, Meghan, revelaran en una entrevista en EEUU que sentían que habían recibido un trato racista.

La BBC hace referencia a una nota de Mail on Sunday que describe esta iniciativa de impulsar la diversidad como un impulso importante en la monarquía británica. Explica que el mismo se desarrollará con el apoyo de personas representantes de las minorías.

El Palacio de Buckingham busca puntos de vista independientes y nuevas formas de abordar todos los problemas de diversidad dentro de las casas reales.

Los denuncias sobre racismo

En la conversación con Oprah Winfrey el 7 de marzo la denuncia de racismo generó gran impacto. Aseguraron que un miembro de la familia real había mostrado "preocupación" por el color de piel que tendría su hijo Archie antes de que naciera.

Winfrey aclaró después que los comentarios no habían sido hechos ni por Elizabeth II, de 94 años, ni por su esposo, Philip, de 99.

En respuesta la monarquía dijo en un comunicado que, "aunque los recuerdos (de lo sucedido) pueden variar", se toma el asunto del presunto racismo "seriamente" y lo resolverá en privado.

Días después, el príncipe William subrayó durante un acto público que su familia "no es para nada racista".

Las acusaciones de presunto racismo se suman a otras de supuesta negligencia en la gestión del acoso laboral. Estos escándalos amenazan con socavar la reputación de la monarquía británica. Hay que recordar que el Reino Unido es un país multicultural y Elizabeth II es jefa de Estado en 16 países de la Commonwealth o mancomunidad de antiguas colonias británicas.

Ver más