Últimas 15minutos

¿Perdiste el olfato o gusto? ¡Cuidado! Podrías tener COVID-19

Este lunes, el Gobierno del Reino Unido incorporó la anosmia (pérdida del olfato) y ageusia (pérdida del gusto) en su lista de signos recomendados para ordenar una prueba diagnóstica

En la actualidad, hay 243.695 casos positivos y 34. 636 muertes por COVID-19 en el Reino Unido (MarionF/Pixabay)

15 minutos. Si la tos, dificultad para respirar, fiebre, escalofríos, dolor muscular y de garganta, presión persistente en el pecho, confusión e incapacidad para despertarse o permanecer despierto no eran suficientes síntomas para estar alertas, ahora los científicos agregaron dos nuevas señales que podrían indicar la presencia de la enfermedad por coronavirus, COVID-19: los trastornos del gusto y del olfato.

Este lunes, el Gobierno del Reino Unido incorporó la anosmia (pérdida del olfato) y ageusia (pérdida del gusto) en su lista de signos recomendados para ordenar una prueba diagnóstica de COVID-19.

Según el diario The Guardian, los directores médicos británicos aseguraron que las personas con pérdida del olfato o del gusto deberán autoaislarse o practicarse el test. Incluso, tienen que cumplir esta normativa si no presentan cualquier otro síntoma.

Desde el pasado 27 de marzo, el nuevo grupo asesor sobre amenazas de virus respiratorios del Gobierno está analizando los datos, informó el subdirector médico de Inglaterra, Jonathan Van-Tam.

Esto signfica que, de ahora en adelante, se podrían identificar el 93% de los casos. Esto, en comparación con el 91 % usando las clasificaciones anteriores, precisó Van-Tam a The Telegraph.

En la actualidad, hay 243.695 casos positivos y 34. 636 muertes por COVID-19 en el Reino Unido.

Igualmente, Van-Tam afirmó que no saben cuántas personas experimentaron estos síntomas. También desconocen si es más frecuente en ciertos grupos. "Hemos visto algunas señales en la literatura que la anosmia puede ser más frecuente en las mujeres", dijo para The Guardian. Posiblemente, los jóvenes también sean más susceptibles de sufrirla.

Respuesta tardía

Por su parte, Tim Spector, del King's College London, aseveró que hasta 70.000 personas con COVID-19 no fueron notificadas de que debían autoaislarse. La razón: la inclusión tardía de estos nuevos signos de la enfermedad en el país.

Spector indicó que otros 17 países, incluyendo Estados Unidos (EEUU), modificaron su lista de síntomas. Sin embargo, Reino Unido se abstuvo de hacerlo. De hecho, en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU se observa entre los síntomas del coronavirus la "pérdida reciente del olfato o el gusto".

El nuevo consejo, emitido por los cuatro jefes médicos del Reino Unido, establece que “a partir de hoy, todas las personas deben aislarse si desarrollan una nueva tos continua o fiebre o anosmia".

“Hemos estado monitoreando de cerca los datos emergentes y la evidencia en COVID-19. Después de una consideración exhaustiva, ahora tenemos la confianza suficiente para recomendar esta nueva medida". Así lo señala la recomendación científica publicada en The Telegraph.

De igual forma, aclara que "el hogar del individuo también debe aislarse durante 14 días según las pautas actuales. El individuo debe permanecer en su hogar durante 7 días o más si aun tiene síntomas distintos de tos o pérdida del sentido del olfato o el gusto".

Nada raro

Aunque parezca extraño, no sería la primera vez que una enfermedad provocara estos síntomas en los pacientes.

En el caso de la anosmia, los Institutos Nacionales de Salud de EEUU responsabilizan a una extensa lista de condiciones, empezando por el envejecimiento, y las infecciones de los senos paranasales (sinusitis) y vías respiratorias superiores.

Asimismo, figuran el hábito de fumar, los crecimientos en las cavidades nasales, las lesiones en la cabeza y las alteraciones hormonales. Además, los problemas dentales, y la exposición a ciertos productos químicos como insecticidas y solventes. Incluso, varios medicamentos pueden causar pérdida del olfato, como antibióticos y antihistamínicos comunes. La radiación para el tratamiento de los cánceres de la cabeza y el cuello, y los trastornos que afectan al sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer, también son causantes.

Con respecto a la ageusia, sobresalen las infecciones de las vías respiratorias superiores y del oído medio, y radioterapia para cánceres de la cabeza y el cuello. Otros son: exposición a productos químicos como los insecticidas; ingesta de medicamentos, incluidos los antibióticos y los antihistamínicos; y lesión de la cabeza. De igual forma, la cirugía en el oído, nariz o garganta, la extracción del tercer molar (muela cordal), y la mala higiene bucal y problemas dentales pueden ocasionar pérdida del gusto, precisan los NIH.

Ver más