Últimas 15minutos

Pacientes graves de COVID-19 no mejoran con ruxolitinib, el tratamiento de Novartis

Los primeros datos del estudio muestran que no hubo una reducción estadísticamente significativa en muertes

El ruxolitinib fue prescrito con anterioridad en pacientes con ciertos tipos de enfermedades sanguíneas (DPA/EP/Novartis)

15 minutos. La multinacional farmacéutica suiza Novartis informó este lunes que sus ensayos para el tratamiento de pacientes graves de COVID-19 con su fármaco ruxolitinib no obtuvieron buenos resultados.

Los primeros datos del estudio en la tercera y última fase de ensayos clínicos muestran que no hubo una reducción estadísticamente significativa en muertes. Tampoco hubo menos ingresos en UCI o asistencia con ventilación mecánica en estos pacientes con respecto a los que fueron sometidos a tratamientos estándar.

La lucha de Novartis contra la COVID-19 continúa

De igual forma, Novartis (con sede en Basilea) señaló que no hubo sensibles mejoras en parámetros como el tiempo de recuperación de la COVID-19.

El ruxolitinib, comercializado con los nombres Jakafi en Estados Unidos (EEUU) y Jakavi en el resto de los mercados, se prescribió con anterioridad en pacientes con ciertos tipos de enfermedades sanguíneas. En la actualidad, se estaba probando como respuesta contra la COVID-19 a través del programa de investigación Ruxcovid.

"Aunque el estudio no proporcionó los resultados que esperábamos, continuaremos colaborando con el mundo médico para analizarlos con el fin de comprender mejor la COVID-19". Así lo señaló en un comunicado el director médico de Novartis, John Tsai.

Novartis adquirió los derechos para comercializar el ruxolitinib fuera de EEUU al laboratorio estadounidense Incyte en 2009.

Ver más