Últimas 15minutos

Musk se retractó y ya no formará parte de la Junta Directiva de Twitter

El multimillonario, que posee casi 73 millones y medio de acciones de la compañía de mensajería, se había convertido en un crítico de la red social

El anuncio de la adquisición por parte de Musk de un 9,2 % de la plataforma tecnológica había disparado los valores de la compañía (EFE/Adam S Davis)

15 minutos. El fundador de Tesla Elon Musk finalmente no formará parte de la Junta Directiva de Twitter.

La semana pasada, se anunció lo contrario luego de que se supiese que había adquirido un 9,2 % de la plataforma de mensajes, convirtiéndose en el mayor accionista de la empresa.

El consejero delegado de Twitter Parag Agrawal, que el martes de la semana pasada había anunciado que Musk se uniría a la Junta Directiva de Twitter, fue el encargado de hacer el anuncio en un tuit publicado la noche del domingo.

"El nombramiento de Elon en la Junta Directiva iba a ser oficialmente efectivo el 9 de abril, pero Elon compartió esa misma mañana que ya no se unirá al consejo", escribió Agrawal en la red social.

El martes, Agrawal se había mostrado, también en un tuit, "emocionado” al anunciar que Musk se uniría a la Junta Directiva de Twitter. Había anticipado que iba a aportar "un gran valor" a la empresa.

Según Agrawal, se trata de una decisión del propio Musk, y que cree que es la correcta.

"Creo que esto es lo mejor", agregó el consejero delegado de Twitter.

La única reacción de Musk al anuncio de Agrawal fue la publicación de un tuit con el emoticón de una cara con la mano tapándose la boca.

Preocupación interna

Tras conocerse el futuro nombramiento del empresario el 5 de abril, las acciones de Twitter se dispararon desde antes incluso de la apertura de la Bolsa de Nueva York en las actividades electrónicas del mercado continuo.

Un día antes, el anuncio de la adquisición por parte de Musk de un 9,2 % de la plataforma tecnológica había disparado los valores de la compañía. Cerraron un 27,12 % por encima de su cierre anterior.

El multimillonario, que posee en la actualidad casi 73 millones y medio de acciones de la compañía de mensajería, se había convertido en un crítico de la red social. Puso en duda que sus normas se adhiriesen "rigurosamente" al principio de la libertad de expresión.

Estas críticas habían despertado recelos en algunos sectores, incluso entre los mismos empleados de Twitter. Estos se mostraron preocupados por la posibilidad de que Musk ejerciera un poder excesivo en la empresa para cambiar sus normas éticas de publicación. Entre ellas, la prohibición al expresidente de EEUU Donald Trump, por considerar que sus mensajes instigaron el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Ver más