Últimas 15minutos

Murió el fotógrafo de moda Peter Lindbergh

Tenía un agudo sentido la moda, de allí que descubriera a un grupo de modelos que pasarán a la Historia con el calificativo de excelencia

Peter Lindbergh publicó su trabajo en revistas como Vogue, Haper Bazaar y Vanity Fair. Archivo / EFE

15 minutos. Uno de los grandes fotógrafos de estos tiempos se llamaba Peter Lindbergh. Murió a los 74 años y deja a la fotografía de moda huérfana. Él supo descubrir la belleza debajo del maquillaje, por eso se negó a utilizar técnicas que buscaran disimular los pequeño defectos de las famosas. Además, es uno de los responsables de la existencia de las Top Models.

Lindbergh nació en Polonia, aunque sus padres eran alemanes. Lezno fue la ciudad donde llegó al mundo. Su familia al dar la noticia de su fallecimiento no dio detalles sobre la causa del deceso.

Su nombre apareció en revistas de muchísima trayectoria y fama. Así tenemos que VogueHaper Bazaar  y Vanity Fair lo tuvieran en su staff, incluso recientemente participó en la publicación de la revista Vogue, donde Meghan Markle fungió como editora invitada.

Íconos de la moda

Esta publicación se ha titulado Force for Change.  La duquesa de Sussex  no vaciló en poner en su Instagram una nota de duelo por su muerte.

La esposa del príncipe Harry de Inglaterra escribió: “Honrando la vida y el trabajo del fotógrafo Peter Lindbergh. Es venerado en todo el mundo por capturar la esencia de un tema y promover ideales saludables de belleza, evitando las sesiones de fotos y prefiriendo la belleza natural con un maquillaje mínimo”..

Además, tenía un agudo sentido  la moda, de allí que descubriera a un grupo de modelos que pasarán a la Historia con el calificativo de excelencia.

Al natural

Les exigía poco maquillaje y saber llevar la vida. No retocaba las imágenes y consideraba que el color distraía de la belleza. Sensibilidad, conocimiento y un ojo extraordinario lo llevaron a la cima.

La década de los 80 hay que calificarla como  importante, pues en ese tiempo descubrió a las grandes modelos como Naoemi Campbell y Linda Evangelista. Su trabajo forma parte de las colecciones permanentes de museos como el Victoria y Alberto, de Londres;  y en el Centro Pompidou, en París.

Firmó las fotografías para el calendario Pirelli de los años  1996, 2002 y 2017. No daba concesiones a la mediocridad, de allí que sus fotos rompieran la barrera de la moda para convertirse, algunas de ellas,  en verdaderos tratados sociológicos del momento.

Edward Enninful, editor de Vogue Inglaterra, dijo: “Peter Lindbergh era un fotógrafo visionario y un querido amigo. Su capacidad de ver la belleza real en las personas y en el mundo era incesante y vivirá a través de las imágenes que creó. Todos los que lo conocieron, trabajaron con él o amaron una de sus fotos lo extrañarán”.

Ver más