Últimas 15minutos

Mujeres que deseen abortar en Hungría deberán escuchar antes el latido del corazón del feto

La actual ley, en vigor desde 1992, determina que entre las semanas 12 y 24 de gestación se puede interrumpir el embarazo

La medida entrará en vigor el próximo viernes (EFE/EPA/Kostas Tsironis)

15 minutos. El Gobierno de Hungría impuso por decreto la obligación de escuchar el latido del corazón del feto antes de abortar. Este requisito lo deberán cumplir todas las mujeres embarazadas que opten por dar ese paso.

La medida entrará en vigor el próximo viernes. El decreto se publicó la noche del lunes al martes en la Gaceta Oficial tras la firma del ministro de Interior Sándor Pintér. El texto de Hungría determina que antes de abortar, la mujer debe presentar un documento que certifica que ha recibido información sobre el latido del corazón.

Para ello, los médicos deben "proporcionar a la embarazada una indicación de los signos vitales del feto, de una forma claramente identificable", reza el decreto.

Tanto medios independientes como el diario digital 24.hu y cercanos al Gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán (como el Hirtv.hu) aseguraron que con la expresión "signos vitales" el Gobierno se refiere a los latidos del corazón.

La actual ley está en vigor desde 1992. En ella se determina que entre las semanas 12 y 24 de gestación la mujer puede optar libremente por el aborto; esto, sin más requisitos que su propia decisión.

En casos excepcionales, generalmente por razones médicas, cuando hay diagnósticos de una patología en el feto incompatible con la vida o peligra la vida de la madre, el aborto es posible en un momento más tardío del embarazo.

El partido izquierdista Coalición Democrática pidió en un comunicado que el Gobierno aclare si está preparando o no la modificación de las reglas del aborto.

Desde la concepción

Por su parte, la diputada Dóra Dúró del partido de extrema derecha Nuestra Patria expresó satisfacción por la nueva medida.

"El Gobierno ha adaptado la propuesta de nuestra patria". Dio un paso hacia "la defensa de todos los fetos desde la concepción", escribió Duró en su cuenta de Facebook.

Hasta ahora, el Gobierno del partido conservador Fidesz de Orbán, que ostenta una abrumadora mayoría en el Parlamento, había asegurado que no tenía planes de limitar el derecho al aborto.

Sin embargo, la presidenta del país Katalin Novák, cercana a Orbán, quien asumió el poder en mayo, prometió en su campaña electoral que apoyaría a aquellos que "protegen la vida desde la gestación".

En Hungría, país de 9,7 millones de habitantes, se registraron 21.907 abortos y 93 mil nacimientos en todo el año pasado, según datos de la Oficina de Estadísticas.

Ver más