Últimas 15minutos

Los rayos matan cada año a más de 50 personas en Cuba

La mayor incidencia mortal continúa en la porción oriental del país, desde la provincia de Camagüey a Guantánamo, con 764 fallecidos

En estadísticas publicadas en 2018, entre 1979 y 2013 la media de víctimas por caída de rayos era de 65 al año (imagen referencial/Pixabay)

15 Minutos. Cuba registra una media anual de 54 decesos por impactos de rayos, la primera causa de muerte por fenómenos meteorológicos en la isla, con 1.742 fallecimientos entre 1987 y 2017. Así lo indicó este sábado el Instituto cubano de Meteorología (Insmet), según prensa oficial.

Las defunciones por relámpagos "superan ampliamente el número de pérdidas humanas dejadas por huracanes, tornados, eventos de lluvias intensas e inundaciones costeras". Sin embargo, el promedio de muertes en esta etapa disminuyó, precisó un amplio artículo publicado en la contraportada del diario estatal Granma.

En estadísticas publicadas en 2018, entre 1979 y 2013 la media de víctimas por caída de rayos era de 65 al año.

Verano, la estación más peligrosa

La mayor incidencia mortal continúa en la porción oriental del país, desde la provincia de Camagüey a Guantánamo, con 764 fallecidos. Por orden, le siguen la región central (524) y occidental (454).

Granma (sureste) es la zona donde se registró la mayor cantidad de decesos: 249 muertes, para una media anual de ocho casos.

El verano es la estación más mortal del año, mientras que Julio es el mes con mayor reporte de defunciones (376). Le siguen de cerca agosto (363) y junio (361), dijo el Insmet. Esta investigación es considerada la "más abarcadora" sobre el tema y basada en estadísticas del Ministerio de Salud Pública.

Dicha época es la más peligrosa debido a que el elevado calentamiento del aire en contacto con la superficie terrestre hace que estos fenómenos sean más frecuentes.

Los impactos de rayos en Cuba afectaron sobre todo a los hombres entre 25 y 59 años. Del total de víctimas, 1.485 son del sexo masculino.

Regla 30-30

En agosto pasado, cinco personas murieron, de ellas tres menores, por el impacto de un rayo durante una tormenta en la provincia de Mayabeque (oeste), según reportes de la prensa oficial.

Los especialistas cubanos recomiendan a la población, entre otras medidas, que sigan la "regla 30-30", por la cual es preciso buscar refugio en un lugar seguro si se cuentan menos de 30 segundos desde la luz del relámpago hasta que se oye el trueno.

También estipula que es seguro salir del refugio solo después de pasados 30 minutos desde el último trueno. Muchas muertes a causa de rayos ocurren después de que la tormenta pasó.

De ser sorprendido por una tormenta eléctrica en la calle, aconsejan buscar refugio bajo techo o permanecer en el coche, la opción más segura.

Es preciso salir de inmediato del mar, piscina o río. En campo abierto, advierten que deben alejarse de los árboles y situarse en cuclillas, con la cabeza sobre las rodillas y los oídos tapados. No se debe practicar deportes en terrenos abiertos, montar a caballo o hablar por teléfono.

"Nunca debe caminarse ante esas condiciones meteorológicas sumamente peligrosas y menos correr con la ropa mojada, ya que suele crearse una turbulencia en el aire que puede atraer al rayo", insistieron los especialistas.

Ver más