Últimas 15minutos

Llegó la Navidad a los palacios

Esta temporada viste de color las residencias reales. En la mayoría brilla el árbol de Navidad y es un tiempo propicio para acercarse a los más necesitados

La Navidad en la Casa Real británica tiene varios escenarios: Buckinghan, Windsor, Kensington y Clarence House, además de Sandringham (imagen referencial/Pixabay)

15 Minutos. La Navidad entró de lleno a los palacios. Mónaco celebró la tradicional entrega de regalos donde estuvieron Alberto y su esposa Charlene. Además de cumplir con la tradición del encendido de las luces del árbol. En esta oportunidad, los pequeños llevaron unos gorros inspirados en los Pitufos, esos pequeños personajes azules que están entre los preferidos de Jacques y Gabriella, los hijos de los príncipes.

Los simpáticos enanitos adornaron el patio del palacio que también recibió la visita de Santa. Alberto y Charlene estuvieron acompañados por el hijo mayor de Estefanía, Louis Ducruet, quien acudió sin su esposa. También fue su hermana Camille Gottlieb. Un grupo de niñas vestidas con el traje típico del Principado bailaron durante la cita.

En cuanto a la familia real española, ya hicieron circular la tarjeta de Navidad. La de los reyes Felipe VI y Letizia es una foto de ellos con sus hijas durante la visita que hicieran a Asiego, Asturias. Esto subraya la importancia que este año tuvo esa localidad para la princesa heredera, pues hizo su debut al pronunciar un discurso en la entrega de los Premios que llevan su nombre. Las felicitaciones están en inglés y español.

Por su parte, los reyes eméritos vuelven a posar juntos para felicitar por estas fiestas. La toma pertenece a la visita que hicieron a Sanxenxo, lo que parece que han hecho las paces. Es la primera vez, según lo señala Vanity Fair, que la letra “R”  (de reyes) no aparece en la tarjeta  de Sofía y Juan Carlos.

Además de las felicitaciones, los Borbón no tienen una actividad especial para estos días. Todo se reserva para el 6 de enero, cuando se celebrará la Pascua Militar en el salón del Trono del Palacio Real.

La Navidad en la Casa Real británica tiene varios escenarios: Buckinghan, Windsor, Kensington y Clarence House, además de Sandringham. En el palacio de Buckingham tuvo lugar la celebración que ofrece la reina Isabel II y que congregó prácticamente a la familia completa. Los grandes ausentes fueron los duques de Sussex, quienes se encuentran en Estados Unidos (EEUU) y tienen planeado su regreso a Inglaterra para los primeros días de enero. Previamente, en ese mismo palacio se ofreció la recepción al cuerpo diplomático, una de las citas más importantes de la agenda de estos días.

Actividad efervescente

En Clarence House hubo un encuentro con los niños enfermos, quienes pudieron disfrutar de los dulces que les ofrecieron y del gran árbol. La anfitriona fue Camilla, duquesa de Cornwall, quien no solo sirvió a los niños los postres sino que los llevó al jardín para que se encontraran con dos renos. La presencia de uno de los Guardias de Gales emocionó a los pequeños. Con su espada, colocó el último adorno del árbol y uno de los niños pudo llevar por un momento el inmenso gorro de piel de oso que caracteriza a estos miembros de la guardia.

Lo más esperado será el discurso de Isabel II, que lo graban previamente en uno de los salones de Buckingham.

La reina Margarita de Dinamarca y su familia han estado muy activos. La princesa Bernardet asistió al concierto navideño que se ofrece anualmente en la iglesia del Espíritu Santo. Allí entregó una donación a la organización Aldeas Infantiles.

Los elfos, una especie de duendes de esta temporada, continúan haciendo su recorrido por diversas estancias del palacio, lo que ha permitido recorrer momentos y personajes relevantes dentro de esta dinastía, que celebrará el 25 de diciembre en el castillo de Aarhus.

También se preparan para la recepción del 1 de enero, cuando la reina Margarita, secundada por Federico, el príncipe heredero y su esposa Mary, participen de la gala de Año Nuevo.

Los reyes de Noruega hicieron su posado navideño. Allí estaban Harald y Sonja, junto a su hijo el príncipe Haakon, la esposa de este, la princesa Mette-Marit, acompañados por sus hijos Ingrid y Sverres Magnus. Además de fotografiarse junto al tradicional abeto lleno de luces, posaron junto a una casita de jengibre confeccionada por los niños de un colegio.

Los belgas Felipe y Mathilde abrieron las fiestas asistiendo al concierto de Navidad. Aprovecharon para realizar dos fotos que sirven como parte del saludo por estos días. En una gráfica aparecen los reyes con sus cuatro hijos. Llama la atención el traje de Mathilde, de la firma Dries Van Noten, que pareciera concentrar el espíritu de la Navidad por el bordado. En la otra se sumaron los reyes eméritos, Alberto y Paola, y todos sus hijos.

La Navidad es un reencuentro y una temporada para compartir. Las testas coronadas no son ajeno a ello.

Ver más