Últimas 15minutos

La rinitis alérgica se controla pero no se cura

El trastorno se desencadena por diversos tipos de alérgenos como ácaros del polvo, el polen, el epitelio y orina de ciertos animales

Esta reacción puede tener componentes genéticos, por lo que puede acompañar a una persona a lo largo de la vida (Génesis Guadarrama)

15 minutos. La rinitis alérgica, que es una inflamación de la mucosa nasal que se activa por la exposición a un determinado alérgeno en personas previamente sensibilizadas, se controla pero no se cura.

La otorrinolaringóloga Ligia Acosta, explicó que esta reacción puede tener componentes genéticos, por lo que puede acompañar a una persona a lo largo de la vida.

“Se caracteriza por prurito o picor, secreción acuosa, estornudos y congestión nasal. Con mucha frecuencia es acompañada por síntomas oculares como conjuntivitis, prurito ocular y lagrimeo”, expresó.

El trastorno generalmente se desencadena por diversos tipos de alérgenos, principalmente los ácaros del polvo, el polen, el epitelio y la orina de ciertos animales.

Además del moho, los hongos, el humo de cigarrillo y la contaminación ambiental.

Entre los factores de riesgo de la rinitis están una sensibilización a edad temprana, factores genéticos, familiares, y alérgicos.

Otros factores son ambientes con presencia de animales con pelo o plumas, plantas, y alérgenos alimentarios.

La también presidenta de la Presidenta de la Sociedad Venezolana de Otorrinolaringología indicó que el tratamiento se basa en tres pilares fundamentales:

"Identificar y eliminar los alérgenos desencadenantes, aplicar medidas preventivas para evitar la exacerbación de la sintomatología alérgica, y fármacos", dijo.s


Acciones preventivas

Acosta resaltó que “el tratamiento con medicamentos no sirve de mucho si no se toman medidas para mejorar el medio ambiente”.

Recomendó evitar contacto con alérgenos ambientales, principalmente el humo de cigarrillo, insecticidas, ambientadores, aerosoles, barnices, y pinturas.

“Deben retirarse peluches, cojines y muñecos de trapo de la habitación donde se duerme. En el caso de niños los juguetes deben ser lavables. Asimismo, se deben evitar los muebles innecesarios y estanterías donde se pueda acumular el polvo en las habitaciones”, manifestó.

No se debe guardar la ropa húmeda ni almacenar la de lana en la habitación.

“Hay que cubrir los colchones y almohadas con telas que se puedan lavar frecuentemente y hacer lo propio con la ropa de cama y las frazadas”, acotó.

También es necesario evitar las mascotas como perros, gatos y loros dentro del hogar.

El tratamiento farmacológico es a base de antihistamínicos,  antialérgicos y esteroides, que dependerán su indicación de la severidad de la rinitis alérgica.

“Frecuentemente se presentan cuadros moderados persistentes o intermitentes,  recomendándose antihistamínicos o antialérgicos de tercera generación con menos efectos colaterales", explicó.

Se plantea la alternativa de tratamiento quirúrgico para mejorar la ventilación nasal en aquellos casos en los que la rinitis “no responda eficazmente al tratamiento médico y se han producido alteraciones estructurales de la mucosa de los cornetes nasales provocando obstrucción nasal permanente con reiteradas complicaciones rinosinusales”.

.

Ver más

Más Compartidas