Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La princesa Aiko, dispuesta a asumir más funciones tras cumplir 20 años

"Desde que recibí la condecoración del emperador, sentí el peso y la responsabilidad que me corresponden", dijo Aiko

La princesa también trasladó sus condolencias a los afectados por el fuerte terremoto que sacudió en la víspera el noreste de Japón (Cortesía twitter @mroldana)

15 minutos. La princesa Aiko, hija única de los emperadores de Japón, se mostró este jueves dispuesta a “cumplir sus obligaciones al máximo de sus posibilidades”, en su primera comparecencia ante los medios tras alcanzar la mayoría de edad.

Aiko, quien cumplió los 20 años el pasado diciembre, se definió como una persona “tranquila e ingenua”, y admitió ser “tímida”, algo que tratará de superar para desempeñar sus funciones dentro de su nuevo rol como representante adulta de la familia imperial nipona.

“Desde que recibí la condecoración del emperador, sentí el peso y la responsabilidad que me corresponden”, dijo Aiko en alusión a la Orden de la Preciosa Corona que recibió de manos de su padre al cumplir los 20 años el pasado 1 de diciembre, lo que forma parte de los ritos al alcanzar la edad adulta en la familia imperial.

Clases de inglés y español

“Al participar en estos y otros eventos y ritos del Año Nuevo junto a mis padres, me sentí poco a poco como miembro de la familia”, añadió en su comparecencia celebrada este jueves en el Palacio Imperial de Tokio.

“Aunque actualmente me dedico al estudio, quiero hacer esfuerzos en contribuir a la familia imperial participando en cada una de las actividades de todo corazón”, afirmó la princesa, quien estudia literatura japonesa en la Universidad de Gakushuin en Tokio.

Aiko, que no puede acceder al trono debido a la ley de 1947 que rige la sucesión en la Casa Imperial, además está recibiendo clases privadas de idioma inglés y español y también de historia japonesa y artes tradicionales.

Condolencias

Preguntada sobre sus aficiones, citó cuidar de animales, escuchar música y practicar deportes, entre ellos correr junto a su padre, el emperador Naruhito, o jugar al tenis con otros miembros de la familia imperial.

La princesa también trasladó sus condolencias a los afectados por el fuerte terremoto que sacudió en la víspera el noreste de Japón, con una magnitud de 7,4 en la escala de Richter y que dejó al menos 4 fallecidos y unos 200 heridos, además de cuantiosos daños materiales e interrupciones en las redes de transporte.

Tras alcanzar la princesa la mayoría de edad, el príncipe Hisahito, primo de Aiko y segundo en la línea de sucesión para ocupar el trono del Crisantemo, queda a sus 15 años como único miembro de la familia imperial menor de edad.

Más vistas