Últimas 15minutos

La nueva "misión" que la NASA y SpaceX iniciaron: evitar colisiones entre sus naves y satélites

La empresa privada acordó que sus Starlink maniobrarán de forma autónoma o manual para garantizar que los viajes científicos de la agencia federal operen ininterrumpidamente

El acuerdo permite un "nivel más profundo" de coordinación, cooperación e intercambio de datos (Pixabay)

15 minutos. La agencia espacial estadounidense NASA y la compañía privada SpaceX suscribieron un acuerdo de seguridad para evitar las colisiones entre sus naves y cohetes, respectivamente. Así lo informó este jueves Steve Jurczyk, administrador interino de la entidad federal.

Jurczyk explicó en un comunicado que debido al incremento de satélites a cargo de empresas comerciales como SpaceX, "es fundamental que aumentemos las comunicaciones, intercambiemos datos y establezcamos las mejores prácticas para garantizar que todos mantengamos un entorno espacial seguro".

Constelación de satélites

La idea es "evitar colisiones de lanzamiento entre las naves espaciales de la NASA y la gran constelación de satélites SpaceX Starlink, así como las misiones de viaje compartido relacionadas", detalló la NASA.

También pretenden eludir "la conjunción". Esta se produce cuando hay "una aproximación cercana entre 2 objetos en el espacio, generalmente a una velocidad muy alta".

Con el envío masivo de satélites de la red Starlink, SpaceX se propone proporcionar Internet de alta velocidad, constante y "asequible" a usuarios de cualquier lugar del mundo. Y lo hará a través de estos satélites que operarán en una órbita baja, lo que permitirá una mejor conexión y servicio.

La nueva sociedad de NASA y SpaceX "depende de las capacidades basadas en el espacio para las comunicaciones globales, la navegación, el pronóstico del tiempo y mucho más", precisó Jurczyk.

Nivel más profundo

El acuerdo permite un "nivel más profundo" de coordinación, cooperación e intercambio de datos. Asimismo, define la disposición, las responsabilidades y los procedimientos para la coordinación de la seguridad de vuelo.

Tanto la NASA como SpaceX se benefician de esta interacción mejorada. ¿Cómo? Garantizando que todas las partes involucradas conozcan la ubicación exacta de las naves espaciales y los escombros en órbita, explicó la agencia.

SpaceX acordó que sus satélites Starlink maniobrarán de forma autónoma o manual para garantizar que las misiones de los satélites científicos de la NASA y otros activos puedan operar ininterrumpidamente desde una perspectiva de prevención de colisiones.

Las naves espaciales Starlink están equipadas con receptores de servicios satelitales de navegación global para estimar los parámetros orbitales, un sistema de propulsión de iones y una capacidad de maniobra autónoma que proporciona datos para un intercambio de información rápido y proactivo.

Ver más