Últimas 15minutos

Florece la obsesión de los estadounidenses por los cerezos de Washington

Miles de turistas acuden estos días a la ciudad para pasear junto a estos árboles en el National Mall, la explanada monumental que une la Casa Blanca con el Congreso

La floración de estos árboles dura apenas dos semanas, y su historia se remonta a 1912 (EFE/ Jim Lo Scalzo)

15 minutos. Un "fandom" apasionado, vigilancia las 24 horas del día, hordas de personas que quieren verlos... No es una banda de K-pop, sino los cerezos en flor de Washington, que cada primavera generan una "frikimanía" por estos árboles.

Vestida de rosa y tras meses planeándolo, Teresa, de origen filipino pero que reside en Carolina del Norte, ha visto este año por primera vez los cerezos en flor de la burocrática capital de EE.UU., que se tiñe de este color al inicio de la estación.

Miles de turistas acuden estos días a la ciudad para pasear junto a estos árboles en el National Mall, la explanada monumental que une la Casa Blanca con el Congreso.

"Deseaba que llegara este día, me aseguré de no tener trabajo hoy", dice a EFE Teresa, acompañada de su hija, vestida a juego. Planearon este viaje con el único objetivo de verlos, algo que, reconoce, ya forma parte de sus "recuerdos".

Regalo japonés

La floración de estos árboles dura apenas dos semanas, y su historia se remonta a 1912, cuando el entonces alcalde de Tokio, Yukio Ozaki, regaló 3.000 cerezos a Washington, para honrar la amistad entre Estados Unidos y Japón.

Annie, de Nueva York, confiesa a EFE que compró su falda "específicamente por esta visita", junto a sus amigos de China, que pasarán tan solo un día en la capital por este motivo. "Esta mañana, nos hemos puesto elegantes y maquillado; y hemos venido aquí", afirma Annie, con tal de inmortalizar el momento con sus mejores galas.

Esta cita anual también es especial para los washingtonianos. Maureen hace 24 años que acude al Mall a ver los cerezos, porque es "una de sus cosas favoritas de vivir en la ciudad" y, con su sombrero rosa, anima a los asistentes a venir varias veces, puesto que los árboles van cambiando de color a lo largo de esta quincena.

Algo que David Coleman lleva retratando desde hace dos décadas. Coleman es un fotógrafo profesional que inició en 2010 el "Cherry Blossom Watch" (el observatorio del cerezo en flor), un blog personal con entradas prácticamente diarias sobre los avances del proceso de floración.

Sus lectores a veces le escriben para preguntar por sitios y horas para captar las mejores imágenes, ya sea porque están planeando pedir matrimonio, cumplir uno de sus propósitos anuales o brindar alegría a un familiar enfermo con la visión de los cerezos, pero es un proceso que "puede ser desalentador por la incertidumbre sobre cuándo florecen".

"He podido comprobar lo mucho que significan los cerezos en flor para algunas personas: no es sólo 'oh, son flores bonitas'. Para algunos, significan mucho más que eso", explica a EFE Coleman.

Floración temprana

A nivel amateur, los visitantes se aventuran a llevar sus mejores cámaras y trípodes, que colocan por todo el parque junto al río Potomac, que delimita la ciudad. Otros aprovechan el césped para hacer pícnics o mirar las actuaciones que organiza el Festival Nacional de los Cerezos en Flor.

Y los niños al abandonar la zona acuden al puesto del Servicio Nacional de Parques -al lado de "food trucks", terrazas e incluso un fotomatón- para pedir su insignia de "Protector de los Cerezos", una iniciativa para que la gente "no se suba a los árboles ni los maltrate", cuenta un agente a EFE.

Cada vez con más frecuencia, la floración llega más temprano por el cambio climático. Esta vez, estaba prevista para entre el 22 y el 25 de marzo, aunque tan pronto se atrasa como se adelanta cada año. Por ello, existen grupos en las redes sociales para informarse del pronóstico del tiempo, además de compartir sus experiencias y enlaces como el del mapa con la ubicación de todos los cerezos de la ciudad.

"Espero que la lluvia no estropee demasiado las flores", escribe una de las usuarias en uno de esos grupos de Messenger, a lo que otra responde que puede ser mejor ir dos días más tarde para que los pétalos en el suelo contribuyan a una mejor foto.

Los miembros dan también otros detalles como el tráfico que se ha apoderado de la zona estos días y que retrasa la llegada de algunos a los anhelados cerezos en flor.

Tras intentar visitar el domingo el lugar y encontrarse con grandes aglomeraciones, los turistas Juan y María, de El Salvador, decidieron volver días más tarde para "vivirlo más de cerca", no sin antes mirar la predicción del tiempo.

Mientras que el año pasado el frío y la nieve acortaron la temporada de floración de los cerezos, este 2023 parece marcar el inicio del buen tiempo, aunque con lluvias en los próximos días. Aun así, los visitantes no se quedan en casa y se atreven a salir a pasear con sus paraguas con estampados de cerezos en flor.

Ver más