Últimas 15minutos

El primer hotel espacial abrirá sus puertas en 2025

Si la demanda se consolida, se acondicionará una estación con gravedad artificial y capacidad para 400 personas, donde no sea necesario un entrenamiento especial para poder quedarse

Con una estancia mínima prevista de 4 días, los primeros turistas podrán ayudar y participar en las investigaciones (EFE/EPA/Yuri Kochetkov)

15 minutos. Muy interesado por lo que hay más allá de las fronteras conocidas, el arquitecto estadounidense de origen mexicano Tim Alatorre se preguntaba por qué la gente no viajaba al espacio y no se trabajaba en ello. Por ello, ideó la empresa Orbital Assembly y el hotel espacial que tiene previsto abrir en 2025.

El primer paso será colocar en la órbita terrestre un módulo de 400 metros cuadrados de 8 estancias, de las que 4 serán habitaciones. Podrán viajar 4 personas, 2 tripulantes y 2 pasajeros, que llegarán meses después, detalló Alatorre en una entrevista con EFE.

Sin embargo, la idea es añadir más módulos en los meses siguientes, hasta que la primera estación, Pionero, esté lista; entonces, habrá cabida para 28 personas, 4 tripulantes y 24 turistas.

El siguiente paso, si la demanda se consolida, será acondicionar una estación con gravedad artificial y capacidad para 400 personas, donde no sea necesario un entrenamiento especial para poder quedarse, precisó.

Con una estancia mínima prevista de 4 días, "los primeros turistas podrán ayudar y participar en las investigaciones”. Sin embargo, con la ampliación del hotel espacial, se añadirán espacios y actividades para realizar a bordo y la estancia se podría alargar hasta los 10 o 15 días.

Ventana a las estrellas

“Vamos a tener ventanas desde las que ver la Tierra y las estrellas, juegos y deportes; además, vamos a tener una mezcla de gravedad, se podrá disfrutar de la microgravedad, pero también jugar en la gravedad artificial y simular cómo es andar por la Luna”, comentó Alatorre.

Cuando empezó el proyecto, había 3 factores que era necesario resolver para que una persona corriente pudiese ir y pasar un tiempo en una estación aeroespacial. El arquitecto participó en la Cumbre Internacional de Turismo Espacial y Subacuático SUTUS 2022, en la localidad turística española de Marbella (sur).

En primer lugar, hacía falta contar con la tecnología adecuada, algo de lo que ya se dispone. "Hemos tenido una estación espacial durante más de 20 años y sabemos cómo soportar la vida en el espacio", argumentó.

"En segundo lugar, es necesario bajar los precios". Desde los años 60 hasta hace poco, el coste de llevar un kilogramo al espacio era de unos 7.800 dólares. "Pero en los últimos 5 años hemos visto ese precio bajar hasta los 3.400 dólares y lo vamos a ver seguir bajando”, aseguró.

Un reto

Y en tercer lugar, hacía falta una entidad, pública o privada, "con las ganas de hacerlo". Él y sus socios veían en las películas y en la televisión al ser humano viviendo en el espacio, pero nadie asumía el reto, así que un día se dijeron: "Hagámoslo nosotros".

Actualmente, solo hay 2 empresas capaces de llevar pasajeros al espacio, una rusa y una norteamericana. "El precio, que ronda los 49 millones de dólares, es muy caro; así, quedarse en nuestro hotel será muy barato en comparación".

Ahora mismo hay que realizar un entrenamiento concreto, recibir una formación básica de emergencias o saber cómo operar la estación espacial. "La meta es que algún día podamos bajar el precio por debajo de los 9.800 dólares y que cualquier persona pueda ir sin entrenamiento”.

Ver más