Últimas 15minutos

¡Cuidado! WhatsApp y Telegram son las aplicaciones que más se usan para hacer phishing

Según la compañía de seguridad Kaspersky, la media de intentos de ataque en todo el mundo es de 480

Los expertos recomiendan cautela en cualquier situación, incluso si el mensaje parece amistoso e inofensivo (Cortesía Pixabay)

15 minutos. La mayor proporción de intentos de phishing entre los meses de diciembre de 2020 y mayo de 2021 se enviaron a través de aplicaciones de mensajería como WhatsApp (89,6%), Telegram (5,6%), Viber (4,7%) y Hangouts (menos del 1%).

Así se desprende de un estudio elaborado por la compañía de seguridad Kaspersky, según el cual, en todo el mundo la media de intentos de ataques diarios es de 480.

Los ataques de phishing son aquellos en los que los ciberdelincuentes suplantan a una fuente legítima y conocida para engañar al usuario.

Analizada por región, la data sitúa a Rusia a la cabeza de los países que sufrieron un mayor número de ataques de phishing, con el 46 % del total, seguido de Brasil (15%) e India (7%).

Función Safe Messaging

Para este estudio, Kaspersky recurrió a la función Safe Messaging, dentro de su solución Internet Security para Android, para analizar los clics en enlaces de phishing en aplicaciones de mensajería y descubrió que en el periodo analizado se registraron un total de 91.242 detecciones en todo el mundo.

Ubisoft presenta su nuevo juego Tom Clancy's XDefiant

Las estadísticas de Kaspersky muestran que Viber y Hangouts recibieron un número menor de intentos de ataque. Su principal diferencia radica en la distribución entre países. El mayor número de casos detectados en Viber se produjo en Rusia, con un 89 por ciento, y en los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), con un 5 por ciento en Ucrania y un 2 por ciento en Bielorrusia. Por el contrario, la mayoría de los casos detectados en Hangouts se produjeron en Estados Unidos y Francia, con un 39 por ciento cada uno.

Mensajes fraudulentos

Los expertos de Kaspersky advierten sobre el conocido como esquema en cadena, una técnica habitual en la que un estafador solicita al usuario que comparta el enlace fraudulento entre sus contactos, el cual parece auténtico para el resto de los usuarios, ya que este procede de una persona conocida.

Explican, además, que los ciberdelincuentes suelen utilizar WhatsApp y otros servicios de mensajería para hace phishing, contactando con los usuarios a los que encontraron en otras plataformas legítimas (como por ejemplo los servicios de reserva de alojamiento) y los utilizan como método de comunicación para los mensajes fraudulentos.

A pesar de que los mensajes y las páginas web parezcan reales, lo más probable es que los hipervínculos tengan una ortografía incorrecta o que te redirijan a un lugar diferente. Por ello desde la compañía aconsejan estar atentos y buscar errores ortográficos y demás fallos en los enlaces.

En general, se recomienda cautela en cualquier situación, incluso si el mensaje parece amistoso e inofensivo, o procede de uno de los contactos cercanos del usuario. Cabe también desconfiar de los enlaces y archivos adjuntos.

Ver más