Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cuentas oficiales de Twitter tendrán una etiqueta distinta a la insignia azul

El nuevo Twitter Blue no incluirá una verificación de identidad, ya que se trata de una suscripción de pago, opcional

La verificación formará parte de la nueva suscripción Twitter Blue (DPA/EP/Twitter Oficial)

15 minutos. Twitter anunció una nueva etiqueta con la que identificará a las cuentas oficiales. Complementará a la actual insignia azul que verifica la cuenta de un usuario en la red social y que pasa a ser de pago.

La insignia azul se concede a las cuentas que la compañía verifica como auténticas, es decir, que su autor es quien dice ser. Además, tienen interés público, relevancia y están activas. El proceso hasta ahora solo requería la solicitud por parte del usuario y se completaba sin coste alguno.

La verificación de cuentas oficiales formará parte de la nueva suscripción Twitter Blue, como ya anunció el actual dueño y director ejecutivo Elon Musk al poco de cerrar la adquisición de la red social.

Una cuenta oficial

La responsable del rediseño de Twitter Blue Esther Crawford confirmó que esta insignia, vinculada al pago de la suscripción, se complementará con una etiqueta de “cuenta oficial”.

Esta etiqueta permitirá a los usuarios distinguir las cuentas que obtuvieron la insignia azul de las que fueron verificadas como oficiales. Asimismo, se concederá, sin coste, a las cuentas de Gobiernos, empresas comerciales, medios de comunicación y otras figuras públicas.

Crawford matizó que el nuevo Twitter Blue no incluirá una verificación de identidad, ya que se trata de una suscripción de pago, opcional, que además de ofrecer la insignia azul también dará acceso funciones adicionales.

Musk vendió 19,5 millones de acciones de Tesla con un valor de 3.950 millones de dólares. Así lo reflejan documentos entregados por el fabricante de automóviles a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos (EEUU).

Algunos analistas habían previsto que Musk se vería obligado a vender parte de sus acciones en Tesla para financiar el funcionamiento de Twitter, que según el propio empresario, está perdiendo 4 millones de dólares al día.

Más vistas