Últimas 15minutos

Cubos de basura inteligentes que te regañan si no reciclas

La herramienta Intuitive, bautizada como Oscar, está entrenada a partir de WasteNet, una base de datos de más de un millón de imágenes

Los cubos de basura hacen uso de visión computarizada a través de cámaras para analizar y detectar los productos que las personas van a tirar (NVIDIA/dpa)

15 minutos. La compañía canadiense Intuitive AI desarrolló un sistema de Inteligencia Artificial (AI) que implantó en cubos de basura, de forma que analiza los productos que las personas van a desechar y les enseña a reciclarlos correctamente, reprochándoles en voz alta cuando no lo hacen bien.

La herramienta Intuitive, bautizada como Oscar, está entrenada a partir de WasteNet, una base de datos de más de un millón de imágenes de productos que las personas tiran a la basura y la más grande del mundo de este tipo, según sus creadores.

Oscar hace uso de la visión computarizada a través de cámaras situadas frente a los cubos de basura para analizar y detectar los productos que las personas van a tirar. No obstante, este sistema no se fija en la cara de la persona para así mantener la privacidad.

En aproximadamente medio segundo, la imagen del desecho se compara con la base de datos de WasteNet a través del módulo de AI Jetson TX2.

Con esta información, los cubos inteligentes muestran a través de pantallas incorporadas una explicación de a qué cubo tienen que tirar cada producto. También señala si es necesario separarlo antes de tirarlo, como en el caso de los vasos de papel con tapas de plástico.

Estas explicaciones son también sonoras, y Oscar felicita en voz alta a las personas que reciclan correctamente y reprende a quienes se equivocan de contenedor.

Un mejor reciclaje

Según Intuitive, el uso de Oscar permite lograr unas tasas de reciclado hasta tres veces superiores. Esta tecnología se utiliza en tres ciudades canadienses (Vancouver, Calgary y Toronto) y una estadounidense (San Francisco) para centros comerciales, universidades, aeropuertos y campus corporativos.

El sistema tiene como objetivo utilizar los materiales reciclados como el plástico para la exportación y la fabricación de productos, ya que desde 2018 China prohíbe la importación de residuos contaminados en más del 0,5 %.

Más Vistas

Ver más

Más Compartidas