Últimas 15minutos

Christie's: Piezas que buscan nuevos dueños

Entre la piezas de interesante procedencia está un broche de esmalte de Giuliano para Sir Edward Brune-Jones, destacado artista inglés del siglo XIX

Habrá desde un zafiro medieval hasta un collar que lució la última emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III

15 Minutos. El venidero 27 de noviembre, la casa Christie's realizará una de sus importantes subastas. Será en Londres y se podrá pujar por una colección que se titula “Joyas importantes”, integrada por verdaderas piezas de arte de la joyería de todos los tiempos.

Habrá desde un zafiro medieval hasta un collar que lució la última emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III.

También figuran artículos de la colección de Lady Grantchester, que hacen referencia a la capacidad de esta mujer para invertir. Así como un anillo de brillante, junto a un juego de collar y zarcillos de esmeralda y diamantes pertenecientes a la familia Franco. Sus herederos comenzaron a sacarle provecho al legado que les dejó Carmen Franco, la única hija del Generalísimo.

Entre la piezas de interesante procedencia está un broche de esmalte de Giuliano para Sir Edward Brune-Jones, destacado artista inglés del siglo XIX. Posee un rubí de corte cabujón, junto a un coral, turquesa, medias perlas, esmaltado en rojo y verde. Igualmente, presenta un broche y un aro de suspensión montados en pies de barra plegables de 1896. Perteneció a Madeline Wyndham (1869-1941) y pasó luego a sus descendientes.

De gran elegancia es la tiara de comienzos del siglo XX que espera un nuevo dueño, una pieza que puede transformarse en collar. La tiara habla de la elegancia y gran sentido artístico del joyero.

Toneladas de bellezas

Por los zarcillos de diamantes en forma de pera y de talla antigua, montados en plata y oro de alrededor de 1869, se espera obtener unos 52.000 euros. Fue un regalo a la emperatriz Eugenia de Francia con motivo de su visita a Egipto para la inauguración del Canal de Suez, el 17 de noviembre de 1869. De esta obra de ingeniería, ella se constituyó en una de sus promotoras.

Otro lote con significado es el que perteneció a Lady Grantchester, una mujer fuera de su tiempo, porque se interesó en los negocios y tenía un particular olfato a la hora de invertir.

En aquellos años, cuando las mujeres escaseaban en la toma de decisiones, ella formaba parte de una junta directiva. Se casó con Kenneth Suenson-Taylor, quien a la muerte de su padre se convirtió en el segundo Barón Grantchester, en 1976. Lady Grantchester se caracterizó por su elegancia en el vestir. En su colección abundan las piezas de Cartier y joyas del siglo XIX.

Gracias al catálogo, se pudo descubrir en este lote las joyas que pertenecieron a Carmen Franco, la única hija de Francisco Franco y Bahamonde, Caudillo de España por la gracia de Dios.

Herederos y joyas

Sus siete descendientes ya se están repartiendo la herencia, por eso no extraña encontrarse con esta presencia en la famosa casa de subastas. Se habla de que el legado se compone de 250 propiedades y un capital millonario.

Adicionalmente, están las joyas, de las que comienzan a desprenderse y han confiado para la venta a la casa de subasta Christie's. Aquí fueron a parar un juego de zarcillos, un collar de esmeralda y diamantes, y un anillo con un gran brillante, que puede haber sido para una compromiso.

El collar se le vio por última vez a Carmen Franco en la boda de la infanta Elena y Jaime de Marichalar. En 2016, lo usó María Margarita Vargas de Borbón y ahora está a la orden del mejor postor.

El anillo tiene en el centro un gran diamante que se rodea por seis más pequeños, tres a cada lado. En cuanto a los zarcillos, estos son largos, estilo Art Deco con esmeraldas en formas de gota, engastadas en platino con el sello Cartier.

La colección de collares de Carmen Polo, la esposa de Franco, quien sentía una debilidad especial por estas piezas, parece ser consistente. Esta afición hizo que popularmente se le llamara La Collares. Gracias a los regalos de los joyeros madrileños, pudo gozar de una interesante colección.

Cabe destacar que las familias de víctimas del franquismo, reunidas en la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, han solicitado que se investigue la procedencia. Los abogados de la familia, con anterioridad, declararon a la prensa que la mayor parte de estas piezas provienen de la fortuna de la esposa de Franco, quien pertenecía a una de las familias aristocráticas de Asturias.

Ver más