Últimas 15minutos

Por estas razones merman los elefantes en su hábitat de África

Se ha demostrado que esta especie en peligro de extinción ayuda a combatir el calentamiento global

Dos crías de elefante hermanastras juegan en un zoo ajenas a la cámara que filma la escena (Luce Stepnickova/Europa Press)

15 minutos. Los 415.000 elefantes que hay en África están amenazados por cazadores furtivos y la pérdida de su hábitat, según el Programa de la ONU para el Medioambiente.

"A principios del siglo XX, había 10 millones de elefantes en África", recordó el PNUM en un comunicado. Precisamente lanzó el aviso este miércoles, fecha en que desde 2012 se conmemora el Día Mundial del Elefante.

"Pero décadas de caza furtiva y pérdida de hábitat han cobrado un alto precio a estas criaturas inteligentes y altamente sociales. Hoy sólo quedan 415.000" elefantes por los cazadores furtivos. Además, perdieron muchas hectáreas de terreno en su hábitat natural, subrayó ONU Medioambiente.

El PNUMA dijo que el Día Mundial del Elefante busca honrar a estos "animales icónicos para concienciar sobre las amenazas críticas que enfrentan".

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), estos paquidermos son vulnerables a la extinción.

El tráfico ilícito de marfil, que tiene como destino países asiáticos como China, Tailandia o Vietnam, genera preocupación en África. Mafias asiáticas les compran cuernos a grupos de cazadores furtivos para venderlos a un precio muy elevado en sus países. Allí los utilizan para fabricar pócimas presuntamente curativas o afrodisíacos muy populares entre la población local.

Estos mamíferos, los más grandes del planeta, pueden ayudarnos en una de las crisis mundiales emergentes.

Lance Gould, miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), señaló: "Los elefantes y otros megaherbívoros (rinocerontes e hipopótamos) son superhéroes encubiertos del cambio climático. Juegan un papel clave en mantener el planeta más fresco".

Aunque esto ocurra casi sin que nos demos cuenta, los paquidermos también son fundamentales para mantener el suelo saludable y enriquecido.

2020 ha sido difícil para los elefantes

La Fundación de la Iniciativa para la Protección del Elefante (EPI) indicó que 2020 está siendo "un año difícil" para los elefantes debido a las secuelas de COVID-19.

"En toda África nos enfrentamos a enormes desafíos. Debido a la COVID-19 ha colapsado el turismo y se incrementó la competencia entre humanos y elefantes por la tierra", apuntó EPI en un comunicado.

Según la Fundación de la Vida Silvestre Africana (AWF), "el aumento de la caza furtiva en Uganda es un buen ejemplo" de esa situación, pues entre febrero y junio las autoridades registraron allí "367 casos de caza furtiva", más del doble de los 163 casos contados durante los mismos meses en 2019.

Asimismo, apuntó la AWF en un comunicado,que los científicos todavía buscan respuestas definitivas sobre la causa de la muerte de más de 280 elefantes en Botsuana entre marzo y julio de 2020.

"Esta muerte masiva sin precedentes es atribuible a toxinas medioambientales de carácter natural", precisó la AWF, pero el Gobierno de Botsuana emitió un comunicado que le abría la puerta "al envenenamiento por otros medios".

Motivo de celebración

A pesar de todo, remarcó la EPI, hay noticias positivas que celebrar en lo que va de año. Como el nacimiento de 140 crías de elefantes en el famoso parque nacional de Amboseli, al oeste de Kenia, desde que inició la pandemia.

Hubo un acto oficial en Amboseli, el segundo parque más popular de Kenia, solo superado por Masái Mara, y les pusieron collares a paquidermos jóvenes.

"El collar sirve para comprender los patrones de movimiento de los elefantes machos jóvenes", explicó el Servicio de Conservación de la Fauna de Kenia (KWS). Según su director general, John Waweru, la estrategia de conservación que han implementado aumentó la cantidad de elefantes: "de 16.000 en 1989 a 34.800 a finales de 2019, más del doble de la población de los años 90".

Ver más